Impresiones: Demo FIFA 11

Cuando ya casi podemos contar con los dedos de la mano los días que faltan para tener en nuestras manos este ansiado FIFA11, y por si a alguno le quedaba alguna duda de si hacerse o no con él, ahí van las impresiones de la demo que EA puso hace ya algunos días a nuestra disposición y que tan excelente sabor de boca nos ha dejado. Y es que en vez de dormirse en los laureles tras el excelente nivel alcanzado ya con FIFA10, EA ha dado una vuelta de tuerca más a su FIFA y no se ha conformado con incluir simples retoques superficiales y actualizar los equipos, sino que ha incorporado toda una serie de novedades que, si bien no saltan especialmente a la vista en un primer momento, sí que resultan al final transcendentes en lo realmente importante: la jugabilidad.

Lo primero que llama la atención al iniciar la demo es que podemos desbloquear algunas características en función de nuestros logros, algo bastante novedoso tratándose de una demo y que demuestra el cuidado que EA está poniendo en todos sus productos. Podremos comprobar también como los menús apenas han sufrido un ligero restyling y que seguimos contando con el ya clásico campo de entrenamiento en el que practicar las filigranas antes de ponerlas en práctica.

En cuanto a modos de juego, veremos algunas opciones nuevas que estarán en la versión final, pero únicamente podremos disputar un amistoso en el Santiago Bernabeu entre los siguientes equipos: FC Barcelona, Real Madrid, Chelsea, Arsenal, Juventus, Bayer Leverkusen y O.Lyon. Pero vayamos ya al partido en sí porque es aquí donde encontraremos las novedades más importantes de este FIFA11.


Vaya por delante que el camino elegido por EA con este juego, el de la simulación pura y dura, quizás no guste a todos, sobre todo a los que buscan un juego más arcade, más “asequible” desde un primer momento. Pero si lo que buscamos es un juego con cierta profundidad, realismo y una curva de aprendizaje que realmente distinga al que lleva tiempo jugando del novato que empieza, FIFA11 será con toda seguridad nuestro juego. De hecho, algunos nos temíamos tras jugar al CMF Sudáfrica 2010 que la saga pudiera tirar más hacia el arcade que otra cosa, pero este FIFA11 no sólo sigue la línea de simulación de FIFA10 sino que incluso la potencia. Y es que podréis comprobar tras los primeros partidos como, aun siendo jugones expertos en esto de los juegos de fútbol, cuesta bastante más que en las versiones anteriores ya no sólo marcar goles, sino incluso crear las ocasiones necesarias para ello. Y esto se debe, aparte de lo pausado del ritmo de juego (bastante más que en el juego del mundial), a que ahora los defensas pierden menos la posición y sobretodo son mucho más “pesaos” en el cuerpo a cuerpo, siendo más difícil sobrepasarlos. Si no elegimos el momento justo en el que dejarlos clavaos con un regate (cosa que requerirá práctica), os costará un forcejeo que puede durar unos cuantos metros y del que posiblemente no salgáis vencedores. Dicho esto, no desesperéis, ya que con unos cuantos partidos a vuestras espaldas empezaréis a encontrar los huecos en la defensa que antes no aparecían.

Un punto y aparte merece el comportamiento del balón. Simplemente genial. Pases, chutes, centros, cambios de juego, rebotes…en todos ellos el balón se comporta de manera totalmente realista. Y sí, incluso podremos ver por fin remates potentes de cabeza!.

Pero vamos ahora con dos de las novedades más esperadas: el “personality+” y el “pro-passing”. Y es que quién no ha pensado alguna vez “vale, tenemos 50 valores distintos para cada jugador según sus habilidades…pero entonces por qué en el partido todos se comportan prácticamente igual?”. Pues bien, podemos decir tras probar la demo de FIFA11 que por fin vamos a ver todo esto plasmado sobre el terreno de juego gracias a estos dos aspectos. El primero, el “pro-passing”, determina la dirección final del pase en función de las habilidades del jugador, la postura del mismo y la potencia y dirección que se le quiera dar, introduciendo de este modo imprecisiones que evitan las ya famosas sucesiones interminables de pases al primer toque que nos permitían llegar sin demasiados problemas al área rival (el famoso “ping-pong passing”). Por otro lado, el “personality+” es un poco más general y destaca las principales habilidades del jugador haciendo que se comporte realmente sobre el campo en función a éstas, siendo así reconocible frente a otros. Pero lo mejor de todo esto que seguramente ya habríais oído antes en boca de EA…es que realmente funciona!!. Y si no os lo creéis, un ejemplo del “personality+”: fijaos en el Iniesta de ahora en relación al de FIFA10. Aun teniendo características parecidas en ambos juegos, veréis como ahora realmente sí notaremos que es el mejor regateador del Barça junto a Messi. Otro ejemplo, en este caso del “pro-passing”: comprobad vosotros mismos como no es lo mismo sacar la pelota jugada desde atrás con Piqué que con Puyol. Haced la prueba y veréis los “melones” que manda en más de una ocasión el tarzán de La Pobla.

Y ya siguiendo con otras novedades, estas menos importantes, que encontraremos en este FIFA11 y que ya hemos podido probar en la demo tenemos el control de dos botones, que ya apareció en el juego de Sudáfrica 2010, el sistema de lanzamiento de penaltys heredado y pulido igualmente del juego del mundial, una cámara “cooperativa” que proporciona un ángulo de visión aún más amplio, estadísticas en pantalla durante el partido o el teatro de repeticiones, opción muy interesante ya que nos permite volver a ver así como guardar las principales jugadas del partido una vez haya finalizado.

Conclusiones
En definitiva, y a falta de probar la versión final con el resto de novedades (control del portero, personalización de cánticos, etc.), no nos equivocaremos mucho si decimos que este FIFA11 puede convertirse en seguramente el mejor y sobre todo más completo simulador de fútbol que se haya hecho nunca. Y es que no son sólo los gráficos, ni la cada vez mayor cantidad de animaciones que vamos descubriendo con el paso de los partidos, ni la impresionante y mejorada física del balón, sino que lo que realmente sorprende es la fluidez con la que se mueve todo el conjunto. Si a eso le unimos los acertadísimos “personality+” y “pro-passing”, dos claros filones a explotar, y las innumerables opciones, licencias, etc. marca de la casa…lo que tenemos es ni más ni menos que un futuro candidato a GOTY y una compra casi obligada.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Realmente me dejó muy sorprendido, mi último fifa era de hace 3 años y acabé un poco cansado de que todos fueran casi iguales. Ahora ves que Piqué hace los mismos movimientos que en el real, hasta mete la pierna como lo hace él. Reconoces a los jugadores por sus movimientos antes que por sus caras!
    En cuanto pueda me lo compraré…no es buena época esta para comprar cosas. Y el F1 parece que va a salir con un mando de regalo en el carrefour, así que va delante.

  2. Pues yo jugué a la demo y tengo fifa 10, y para mí son casi identicos menos unas cuantas pijaditas, así que me quedo con fifa 10 por ahora un año más, quien sabe si el año que viene……. XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *