Bungie presenta Halo: Reach en Madrid

Como os adelantamos, el pasado 26 de julio Bungie hizo una parada en Madrid para presentar uno de los juegos más esperados del año para Xbox 360: Halo: Reach. Tras el espectacular anuncio de las batallas espaciales en el E3 y las geniales impresiones que nos dejó la beta multijugador hace un par de meses teníamos muchas ganas de ver algo más del juego. Y es que hay un aspecto que se ha mantenido muy en secreto a lo largo del desarrollo del título: la campaña. Pues bien, si queréis saber cómo empieza la aventuradescubrir más sobre uno de los mejores multijugadores de consolas seguid leyendo.

El principio del fin de Reach

La primera parte de la presentación corrió a cargo de Niles Sankey, el principal responsable del modo campaña, que nos mostró los primeros quince minutos del juego. Lo primero que vemos es una escena bastante cinematográfica, en la que vemos cómo nuestro Spartan personalizado se une al Escuadrón Noble, donde hay otros cinco Spartan. Esto es algo que quisieron recalcar, ya que por primera vez lucharemos codo con codo junto a otros Spartans en lugar de ir solos frente al peligro. En esta cinemática conocemos un poco al resto de compañeros del escuadrón, además de comprobar cómo justifican el pasado de un personaje creado por nosotros mismos: su expediente está lleno tachones, indicando que sus anteriores misiones han sido secretas principalmente.

Nada más llegar al escuadrón nos encomiendan nuestra primera misión: investigar la desaparición de un equipo que ha desaparecido, que tenía la tarea de volver a poner en marcha un generador desconectado por los insurgentes en Reach. Nada más bajarnos del helicóptero lo primero donde quieren detenerse es en el escenario, y es que uno de sus principales objetivos es crear un Reach  lleno de vida.

Para lograrlo se han preocupado en crear una vegetación realista y única, algo que podemos ver en este principio al moverse por el viento. Además, esto servirá para crear unos escenarios más o menos abiertos que podremos explorar, haciendo que la campaña no sea completamente lineal. Mientras seguían avanzando por esta zona campestre vimos que también habrá animales propios de Reach, siendo el primero que vemos una especie de avestruz que no nos hacía nada. También podíamos ver cómo los personajes hablaban entre ellos, y los chicos de Bungie recalcaron que uno de sus principales objetivos era crear unos personajes realistas por los que nos preocupemos.

Una vez llegó el escuadrón a un edificio con civiles dentro nos mostraron cómo los Spartans interaccionan con los civiles, algo que nunca habíamos podido ver en la saga. La verdad es que actuaban como unos soldados en una zona de guerra, pero añade realismo y muestra más de este fantástico universo. Al llegar a la zona que teníamos que investigar aparecieron los primeros enemigos del juego: unos pequeños miembros del Covenant.

En estos primeros tiroteos podíamos ver que cada Spartan tendrá habilidades propias en su armadura, y que más o menos son lo suficientemente eficientes para defenderse por ellos mismos y acabar con los enemigos. Cuando acabaron con los primeros enemigos aparecieron naves que llevaban más miembros del Covenant, entre los que se encontraban algunos Elites. Así es, han vuelto esta vez para hacernos la vida un poco más complicada.

Después de acabar con unos cuantos enemigos más llegaron hasta un pick-up civil, al que se subió todo el escuadrón para seguir con su objetivo. Por el camino se encontraron con más enemigos y animales, mostrando un comportamiento realista al huir desesperadamente de los peligrosos tiroteos, algo que no es demasiado habitual cuando aparecen animales en esta clase de juegos. Y por si os lo estábais preguntando, sí que se les puede dañar, ya que Niles atropelló a un espécimen de esta clase de avestruz y salió volando por los aires. Al llegar a un nuevo claro la demo terminó, viendo así cómo empieza la caída del planeta Reach. Aunque lo que también pudimos ver fue que, como pasó en Rainbow Six Vegas 2 el sistema de Créditos con el que se compran las piezas de la armadura y con los que se sube de nivel estará presente en la campaña.

Artistas, el modo Forja vuelve más fuerte que nunca

Después Brian pasó a mostrarnos la modalidad multijugador que presentaron hace poco en la Comic-Con: el modo Forja. Como sabrán los que compraron la tercera entrega de la saga, en él se pueden crear nuestros mapas personalizados usando unos escenarios como base, y pudiendo añadir cualquier elemento que queramos, como piedras, árboles, armas, vehículos o hasta bases enteras.

Como ejemplos nos mostró un par de mapas que habían hecho en un campo que será muy familiar para los que jugaron la primera entrega. El primero era una gran explanada, en la que empezó a poner algunos árboles y a quitar partes de una base. El otro mapa era mucho más espectacular, ya que habían creado una gran estructura en una gran acantilado (en el que crearon una piedra bastante famosa de la segunda parte), ideal para los combates cuerpo a cuerpo y el uso del jet pack. Como datos técnicos, nos dijeron que los usuarios tendrán 5 mapas de base en los que dar rienda suelta a su imaginación.

Spartans, ¡hay que guantar todo lo posible!

Después ya llegó el momento que estábamos esperando: el de jugar. Por desgracia no se trataba de la campaña, pero sí del otro modo desvelado recientemente: Tiroteo. Este modo, que ya hizo su aparición en ODST, es la versión espacial del modo Horda que tanto popularizó Gears of War 2. Al igual que en éste, nuestro objetivo será resistir oleadas de los ataques del Covenant, que serán cada vez más duros y numerosos, haciendo que sea imprescindible cooperar con nuestros tres compañeros.

Algo bastante curioso de este modo es que los enemigos no aparecerán por arte de magia como suele pasar, sino que vendrán en naves espaciales que se colocarán siempre en las mismas zonas, pudiendo usarlo a nuestro favor para disparar algún arma explosiva al grupo de enemigos cuando desciendan de la nave. Pero ojo, porque las naves tienen unas torretas que hacen muchísimo daño, por lo que hay que tener mucho cuidado.

Cada nivel de este modo estará compuesto por unas cinco oleadas, y al principio de cada una nos mandarán suministros en forma de armas muy poderosas y nuestras vidas se recargarán. En cuanto a las vidas, hay que tener muy cuenta que se comparten entre los cuatro compañeros, por lo que todos tendrán que dar lo mejor de sí mismos para que un jugador al que se le da muy bien, si muere después de que sus compañeros hayan desperdiciado las vidas, no  tenga más oportunidades de seguir combatiendo. Afortunadamente, si se acaban las vidas y un compañero acaba una oleada del nivel, los demás volverán a reaparecer, algo muy útil en los niveles más complicados.

En cuanto a las reapariciones, antes de entrar en el combate tendremos que elegir alguna de las clases disponibles, en las que habrá que tener en cuenta las armas (la pistola siempre es parte del arsenal) y, sobre todo, la habilidad de la armadura. Así, si os gusta ir a lo bestia y escapar por el aire la clase con el jet-pack es la mejor, pero si preferís ser algo más cuidados el del médico os salvará la vida en muchas ocasiones al poder lanzar un escudo en el que curarse rápidamente.

El diseño de los mapas que probamos era realmente bueno, ya que todos tenían alguna ventaja para los usuarios, como una zona más alta que los puntos en los que los enemigos descienden para poder atacar desde arriba, o alguna torreta fija que otra para aniquilar a los malditos miembros del Covenant. Las armas también están muy bien distribuidas, ya que están cerca de los puntos de reaparición enemigos y del centro del nivel, sirviendo para que tengamos algún arma poderosa siempre a mano.

¿Y cuáles son estos juguetitos? Pues rifles que lanzan rayos de energía tremendamente poderosos, un marcador zonal para que lancen un espectacular ataque aéreo que barrerá la zona o varios rifles de plasma alienígenas que nos vendrán de perlas al acabarse nuestra munición. Pero mucho cuidado, porque tener tanto poder significa que podemos atacar sin darnos cuenta a nuestros compañeros y podemos matarlos por error.

Otro aspecto que me gustó mucho de este modo es que se van dando puntos a cada usuario por los enemigos que van matando, siendo muchos más si el enemigo es más poderoso, como un Elite. Así, al final de la partida se pueden comparar las puntuaciones para ver quién ha sido el mejor Spartan. Pero lo mejor viene de las medalas que recibiremos en plena partida por realizar muertes múltiples o tener rachas asesinas, lo que es realmente gratificante.

Para hacer los tiroteos aun más emocionantes, la IA enemiga es bastante buena, al poder rodearnos, buscar coberturas para evitar nuestros disparos y demás tácticas que realmente complicarán nuestra tarea de eliminarlos. Para que os hagáis una idea, cuando estaba solo me escondí en una sala a la que se puede acceder por dos puertas para conseguir más munición. Pues bien, los enemigos entraron por ambas puertas y en manada, haciendo que fuera imposible sobrevivir a eso.

Gráficamente el juego también estaba bastante bien, siendo todo muy fluido y suave, además de contar con unos efectos en las explosiones y los rayos de auténtico lujo. En el sonido, las armas eran una maravilla. El problema estaba en las voces, ya que la voz que decía algunas cosas durante la partida estaba en español, pero sudamericano. En la campaña estaban en inglés (muy buenas por cierto), pero realmente espero que el título cuente con un doblaje a nuestro idioma de auténtico lujo.

Después de jugar durante casi una hora a este modo, y justo al final del evento, pudimos echar una partida rápida competitiva con los chicos de Bungie en un mapa que crearon en un momento en el modo Forja. El nivel no es que fuera demasiado complejo, ya que era una gran explanada con un par de bases y unos vehículos, entre los que destacaba un singular tanque. La partida fue realmente divertida, ya que si un Desconsolado coge un tanque ya podéis prepararos, porque se pueden hacer auténticas matanzas (hasta conseguí un logro por tener una racha asesina) sin morir en mucho tiempo.

En esta partida también pudimos ver lo bien que funcionaban sus vehículos, al tener que usar simplemente los sticks y como mucho los botones de disparo para tener todos los controles del vehículo. Sin duda, una partida de lo más divertida en la que las explosiones se sucediron sin parar.

Resumiendo, esta nueva toma de contacto con Halo: Reach ha hecho que tengamos incluso más ganas de que llegue el 14 de septiembre para visitar a fondo Reach, porque si todo va igual de bien en la campaña como en la presentación y el multijugador sigue así de divertido solo podemos augurar un éxito indiscutible para uno de los juegos más esperados de 2010.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *