Disparos, minijuegos y baile en las últimas impresiones de Wii del post-E3 de Nintendo

Como recordaréis, el evento post-E3 que realizó Nintendo en Madrid fue enorme, con la presentación de Nintendo 3DS y montones de juegos para Wii y NDS. Si bien todavía me faltan los de la consola táctil, aquí os traemos las últimas impresiones de Wii, con nada más y nada menos que el gran Goldeneye, Wii Party y Just Dance 2.

  • Goldeneye

El anuncio de este juego no pilló por sorpresa a nadie, pero sí que gustó mucho a los aficionados del famoso James Bond al saber que solo los usuarios de Wii podrían disfrutar del remake de uno de los mejores FPS de todos los tiempos gracias a Activision.

Por desgracia, la demo no nos permitía probar la campaña, pero sí el multijugador, y siendo como es su característica estrella tampoco es que nos importara mucho. Pudiendo jugar hasta 4 jugadores a pantalla partida en un único mapa y con los skins de varios villanos de las pelis de 007 nos pusimos a pegar tiros en un mapa de oficinas bastante bueno. Lo primero que me llamó la atención es que las armas eran iguales y tenían munición infinita, haciendo que fuera la habilidad de cada usuario la que hablara por él en lugar de su arma. Después de acostumbrarme al control con el WiiMote (era mi primer FPS en Wii) ya se podía apreciar que el control es muy bueno y sencillo. Bastará un par de minutos para que sepáis como se apunta por la mirilla, lanzan granadas y se recarga.

Otro aspecto que al principio no me gustó demasiado fue que cada usuario tenía un radar que le marcaba dónde estaban los demás jugadores, ya que se puede pensar que borra la posibilidad de usar estrategias. Pues bien, puede que sea cierto, pero lo bien que me lo pasé yendo a saco con todos sabiendo dónde estaba y ellos dónde estaba yo es una idea arriesgada pero bastante buena, que de momento funciona. El aspecto gráfico y sonoro estaba a buen nivel, pero tampoco se puede sacar mucho de una pantalla partida. Con todo esto, el juego todavía tiene que probar que mantiene el nivel del original, pero en el multijugador a mí ya me tiene vendido, y es que es de lo más divertido de la consola en el género.

  • Wii Party

Seguramente estaréis pensando que ya basta de juegos party para Wii, pero si este lo hace Nintendo la cosa puede cambiar, y mucho. La demo disponible tenía pocos minijuegos, en los que únicamente con el WiiMote podíamos meter frutas en las cestas correctas, pescar, subir a un par de astronautas por un campo de asteroides o superar unos rápidos con una canoa. Si ganábamos en los minijuegos teníamos ventaja en el principal modo del juego: una especie de barco en la que tenemos que poner varios Miis en el mástil, teniendo en cuenta que si no está nivelado el barco se va a pique. Así, si conseguíamos ganar los Miis eran del mismo tamaño, pero si perdíamos uno era mucho más grande, con la consiguiente complicación.

La demo no es que diera para mucho más, pero nos contaron una característica que promete mucho: llevar la diversión fuera de la pantalla. Y es que habrá algunos minijuegos en los que habrá que jugar con el WiiMote en nuestra casa, como poner varios en una mesa para ver qué sonido emiten y coger el indicado por el juego, esconderlo para nuestro oponente en un escondite en el que el mando vibra o pasarse el WiiMote entre dos personas como si fuera una bomba pulsando diferentes secuencias de botones. He de decir que los juegos de minijuegos no me van, pero si al menos logran innovar de esta forma los usuarios se llevarán un muy buen juego a casa.

  • Just Dance 2

Reconozco que cuando vi el juego no pensé en probarlo, pero luego me puse a recordar que su primera parte había sido líder de ventas en el Reino Unido durante bastante tiempo, y quería ver por qué a los ingleses les gustaba tanto. La respuesta es bien sencilla: haces el ridículo un montón y te puedes reír con los amigos todo lo que quieras y más.

En esta demo había muy pocos temas, aunque ya se podía ver en el menú principal un acceso a una tienda virtual para descargar más canciones cuando el juego saliera a la venta. Así que cogí alguno de los disponibles (entre los que estaba el archiconocido “Tik Tok”) para ver que lo único que había que hacer era seguir los pasos que hacía el monigote en la pantalla. Algunos movimientos eran más sencillos y otros más complicados, pero tranquilos que de vez en cuando salían indicaciones esquematizadas en la parte inferior de la pantalla. Así, haciendo los pases de baile en el momento justo se iban consiguiendo puntos, aunque para ser sinceros, el mando de Wii no es que sea el más preciso, por lo que se podía hacer un poco de trampa y solo agitar el mando de alguna forma para que te lo admitiera.

Aun así, el juego me divirtió mucho más de lo que esperaba… aunque menos mal que no me vi a mí mismo bailando! XD. Ahora en serio, el juego puede ser muy divertido con los amigos, por lo que si os gusta bailar no le perdáis el ojo a esta prometedora secuela.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *