Probamos los nuevos Metroid y Zelda

Tras contaros lo mucho que nos gustó la Nintendo 3DS, seguimos con los artículos de todo lo que pudimos ver y probar en el evento post-E3 2010 que Nintendo celebró. Para esta entrega, nada mejor que las impresiones de The Legend of Zelda: Skyward Sword y Metroid: Other M.

  • Metroid: Other M

Para los usuarios de Nintendo hablar de Metroid es algo que en seguida se asocia con acción futurista y una calidad tremenda. Tras la trilogía Prime en la que nos encontrábamos con unos FPS de estupenda calidad, los chicos de Team Ninja (creadores del rápido y genial Ninja Gaiden) tomaron las riendas del próximo juego de Samus y pudieron tomar la mejor decisión posible: volver a los orígenes.

Pero no solo en el aspecto jugable, sino también en la historia. Y es que por primera vez vamos a descubrir el pasado de nuestra cazarrecompensas espacial favorita en una historia que por lo que hemos visto va a estar muy trabajada y enganchará de lo lindo. Pero mejor vayamos por partes. El principio de la demo nos muestra un vídeo en el que Samus es rescatada in extremis tras el combate final contra un bicho de un juego anterior (lo siento, pero no conozco demasiado bien la saga). En este primer vídeo ya podemos ver algo que nos sorprendió bastante cuando se anunció: Samus va a hablar muchísimo. Y es que no en vano es la narradora de su propia historia, lo cual no podía ser mejor.

Tras este primer vídeo nos despertamos en una nave y tras enfundarnos de nuevo en el traje clásico de Samus empezamos un sencillo tutorial con los conceptos más básicos. Aquí ya podemos ver lo bien que funciona el sistema de control. Con una perspectiva lateral clásica (aunque con profundidad), hay que sostener  WiiMote de forma horizontal, para controlar el movimiento de Samus con las flechas, hacer que dispare con el “1”, que salte con el “2” y se convierta en bola con la “A”. Ahí tenéis los controles que usaréis toda la aventura, y aunque parezcan simples funcionan a la perfección.

Después de esta primera toma de contacto vemos otra escena de vídeo (todas perfectamente realizadas, intercalando las que están hechas con el motor gráfico del juego para los momentos actuales y unas espectaculares CGI para los flashbacks) llegamos a la nave donde se desarrollará toda la aventura, y por supuesto empieza la verdadera acción. Al principio, nuestro objetivo es llegar hasta una sala muy alejada de nosotros, y por supuesto tendremos que ir superando varias habitaciones infectadas de aliens varios.

Aquí pudimos ver lo bien que funciona el autoapuntado con los enemigos, ya que bastará con estar mirando en la misma dirección del enemigo para que Samus le dispare, ya esté más arriba o más abajo. Además, esto hace que la acción sea tremendamente rápida, algo que mejora por la gran velocidad con la que se mueve Samus.

Durante el trayecto había un par de ocasiones en las que había que pasar a primera persona, y me sorprendió la naturalidad con la que ocurría la transición entre la tercera y la primera persona. Bastaba con apuntar el mando a la pantalla para que tuviéramos una pantalla similar a la de la trilogía “Prime”, para así poder apuntar con mayor precisión. Podremos acceder a esta vista en cualquier momento del juego, y aunque con ella podemos resolver algún combate contra enemigos corrientes, os recomiendo que mejor lo hagáis de la forma tradicional y os dejéis la perspectiva de FPS para los momentos en los que realmente hay que usarla, ya que no nos podemos mover y eso nos deja completamente vendidos.

Volviendo a su uso, la primera vez que tuvimos que cambiar a esta perspectiva era para disparar a un interruptur que abría una puerta por la que cruzar con nuestra forma de bola. Para disparar aquí usamos el botón “A”, pero para facilitar las cosas podemos bloquear la vista con la “B”, algo que os será de tremenda utilidad en algunos momentos más adelante.

Así, seguimos avanzando mientras mátabamos bichos, descubriendo algunos bastante puñeteros al estar clavados en el techo y atacarnos cuando nos acercábamos. Con estos aliens lo mejor era usar la perspectiva en primera persona, ya que así los podíamos eliminar a distancia y con seguridad. Además, hubo algunos momentos en los que pudimos ver lo bien que saltaba Samus.

Al llegar a la sala objetivo nos tocaba ver otro largo vídeo en el que Samus se reencontraba con varios soldados de la Federación, entre los que se encontraba su antiguo mentor y algunos amigos del pasado. Así, descubrimos bastante de su pasado en otra fantástica escena CGI narradas por Samus de una forma muy cinematográfica. Como no os quiero spoilear ni nada por el estilo, lo único es que aparece un jefe final que pone en jaque a todos los soldados. Al no afectarle ningún arma tocaba seguir las órdenes que nos mandaban y usar los misiles en primera persona una vez nos permitían usarlos. Tampoco es que le afecten demasiado, pero cuando los soldados aliados empiezan a usar armas congelantes se vuelven vitales para atacar las partes que congelan. El combate no es muy largo ni difícil, pero es entretenido, espectacular y sirve como un buen adelanto para lo que nos esperará.

Después de acabar con él veíamos otra buena escena de vídeo en la que se iba dando una misión para cada uno de los soldados de la Federación, y a Samus, que se verá obligada a trabajar con ellos. En nuestra misión teníamos que llegar a otro punto de la nave, sin llegar a ver nada nuevo en el trayecto. Al llegar al objetivo la demo continuaba, pero no tenía más tiempo para jugar (demasiados juegos y muy poco tiempo…), por lo que tuve que dejar la partida en ese punto.

Hablando de los gráficos, el juego luce de una forma espectacular, ya que todo es muy fluido, el cambio de perspectivas es muy natural y nada ortodoxo, y los efectos gráficos son de auténtico lujo. Si a esto le sumamos unas escenas de vídeo increíbles y un apartado sonoro de lujo y tenemos un juego que ningún usuario de Wii se debería perder el próximo 3 de septiembre.

  • The Legend of Zelda: Skyward Sword

Otra de las sagas más conocidas de Nintendo es sin duda alguna Zelda, y es que la obra de Miyamoto innovó mucho en su época, y ha sabido adaptarse muy bien en cada nueva generación. El último juego anunciado en el E3 es Skyward Sword, que a pesar de los problemas técnicos que hubo en su presentación lleva por bandera la precisión en el control gracias al uso del Motion Plus.

La demo que en Los Ángeles estaba disponible también estaba en este evento post-E3, y pudimos diseccionar al máximo esta nueva y prometedora entrega. Lo primera que entra por los ojos es el nuevo estilo gráfico. No es tan realista como en Twilight Princess ni tan de dibujo animado como Wind Waker, sino que es un estilo entre ambos que es espectacular. Link luce de forma increíble, y los escenarios muestran una gran viveza y color, al mismo tiempo que todo se mueve con una suavidad sorprendente.

La demo empieza con Link en una zona campestre que podemos explorar a placer, y en la que los únicos enemigos son unas plantas carnívoras. Ya para derrotarlas tenemos muchas opciones y la posibilidad de ver la importancia de la precisión en el juego. Lo más típico sería usar la espada, que como recordaréis del anterior juego para Wii, bastaba con dar mandobles a cualquier lado para hacer el mismo movimiento. Eso ha cambiado esta vez, y si damos el golpe de izquierda a derecha o viceversa, o por el centro, lo veremos en pantalla, y eso será determinante para acabar con todos los enemigos. En estas plantas teníamos que dar el golpe de tal forma que les diera en la boca, que la tenían abierta de lado o de forma vertical.

Aunque esa no es la única forma para acabar con estas plantas, ya que podíamos usar las bombas, probando así la forma en la que se lanzan. Tendremos dos opciones: lanzarlas por los aires o como si jugáramos a los bolos. De ambas formas el control funciona de forma excelente, y es una pasada lanzar las bombas y ver cómo las plantas se las comen para que exploten en su interior.

En esta zona pudimos practicar con otros de los artilugios que tendrá Link a su disposición, como el látigo, el clásico tirachinas o el arco. El que más me gustó fue el arco, ya que para apuntar y disparar teníamos primero que usar el Wii Mote, para luego terminar lanzando usando el Nunchaku. Funcionaba muy bien, y era una auténtica pasada. También pudimos probar el nuevo sistema de resistencia, con el que podremos sprintar, pero con mucho cuidado, ya que si se acaba la resistencia no podremos defendernos para nada.

Una vez vimos todo lo que había en la zona teníamos dos posibilidades para avanzar. Por un lado, había un camino bloqueado por unas piedras que podían ser destrozadas por una bomba, y por otro había una puerta completamente bloqueada. Primero fui por la que estaba tapada por las rocas, que nos llevaba a una mazmorra con un pequeño jefecillo con forma de esqueleto. En el combate teníamos que dar los mandobles en la dirección necesaria para que no los bloqueara, haciendo especial énfasis de nuevo en la precisión del control. Luego podíamos pasar a otra mazmorra con un escorpión gigante, al que había que atacarle en su ojo dependiendo de cómo lo abriera para acabar con él. La verdad es que ambos combates me encantaron, y la posibilidad de usar el escudo levantando el Nunchaku era excelente.

Una vez acabados con ambos monstruos nos tocaba volver a la puerta del principio que estaba bloqueada, para que nos diéramos cuenta de que estaba custodiada por un gran ojo que solo se abría cuando estábamos en una plataforma a un par de metros de la puerta. ¿Y cómo se abría? Usando de nuevo la precisión del nuevo sistema de control para usar la espada para marear al ojo. Como lo oís, y sinceramente, me sorprendió un montón y me gustó enormemente. cuando estaba mareado teníamos que golpearlo para que desapareciera y pudiéramos cruzar tranquilamente.

En las nuevas zonas desbloqueadas teníamos que avanzar por otras zonas campestres con nuevos enemigos, como unos cerditos más débiles que el esqueleto, además de unos molestos murciélagos. A estos rivales bastaba con darles unos cuantos espadazos o unos flechazos bien dados para mandarles al otro barrio, mientras que para otro tipo de plantas que lanzaban piedras había que buscar otra forma de hacerles daño, ya que al acercarnos a ellas se escondían bajo tierra y la espada no servía para nada. Para eliminarlas teníamos dos opciones. La primera es usar el arco desde lejos, mientras que la segunda es usar el escudo en el último momento para devolverles sus proyectiles con un contraataque.

Así seguimos avanzando acabando con unos pocos enemigos más, descubriendo al mismo tiempo que podíamos hacer un bonito ataque cargado con la espada, para llegar a una zona en la que la demo se acababa. En general el juego me dejó muy buenas impresiones, ya que el sistema de control es bastante preciso, y controlar una espada y demás artilugios de este tipo siempre es divertido. Si a esto le sumamos un aspecto gráfico de lujo y la garantía de calidad de la saga y tenemos un juegazo para el primer cuarto de 2011.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Por lo que veo, Team Ninja está haciendo un trabajo soberbio para que la saga Metroid mantenga el mismo listón de siempre, altísimo vamos. Y lo mejor de todo es que el juego está a la vuelta de la esquina…
    Respecto a Zelda, me decepcionó el día de su presentación en el E3 (en parte, y como apuntas, por los problemas que tuvo Miyamoto al jugarlo), aunque con lo que voy leyendo últimamente me va agradando más y seguro que como siempre, será un juego a tener muy en cuenta.

  2. Por lo que veo, Team Ninja está haciendo un trabajo soberbio para que la saga Metroid mantenga el mismo listón de siempre, altísimo vamos. Y lo mejor de todo es que el juego está a la vuelta de la esquina…
    Respecto a Zelda, me decepcionó el día de su presentación en el E3 (en parte, y como apuntas, por los problemas que tuvo Miyamoto al jugarlo), aunque con lo que voy leyendo últimamente me va agradando más y seguro que como siempre, será un juego a tener muy en cuenta.

    La verdad es que tampoco esperaba demasiado del Zelda por esa misma razón, pero luego el control me gustó muchísimo, y ya solo les falta tener una estructura interesante, pero conociendo la saga seguro que hacen un gran trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *