Asistimos a la presentación de Assassin’s Creed: La Hermandad

Uno de los juegos que más nos gustó el año pasado fue sin duda alguna Assassin’s Creed II, ya que lograron solucionar las numerosas lacras de la primera parte para brindarnos todo un espectáculo audiovisual con una historia de lujo que incluso inauguró la sección “Teorías Conspiratorias”. Y mientras que todos esperábamos el anuncio de la tercera parte de la saga, Ubisoft nos sorprendió con el anuncio de La Hermandad, que seguiría la historia de Ezio Auditore e incluiría un modo multijugador. Cuando se dijo esto todos nos llevamos las manos a la cabeza, pero tras su paso por el E3 las sensaciones fueron mejores. Ubisoft, consciente de que es mejor que veamos por nosotros mismos las bondades de esta nueva entrega y todas sus mejoras, organizó el 9 de julio una presentación en Madrid con Eric Gallant (el mánager internacional de la franquicia) como invitado de lujo.

Ezio vuelve a la carga respaldado por la Hermandad

Para empezar a hablar del juego, nada mejor que el modo historia, que ha sido el único modo de las primeras entregas. Este nuevo título seguirá el argumento de Ezio Auditore, cuyos actos en la segunda parte le han hecho muy conocido, y buena prueba de ello es que sus enemigos ahora le conocen. Pero ese no será el único cambio, ya que Ezio también ha madurado y es más bien un líder que un extrovertido graciosillo. Así, en este marco nos volveremos a encontrar los pilares jugables de la saga: la lucha, el mundo abierto y el elemento social (dentro del juego claro).

Como en los anteriores, el principal marco argumental será la lucha entre los Assassins contra los Templarios, aunque llevando este conflicto a un único escenario: Roma. Como sabréis por los eventos ocurridos en el segundo juego, Roma se convierte en una ciudad fundamental para los Templarios al ser Rodrigo Borgia el Papa. Pero lo que es más importante para el equipo desarrollador: ahora cada grupo tiene un líder. Y es que en los anteriores había una serie de objetivos y no llegaba a haber un villano principal durante todo el juego que realmente nos las hiciera pasar canutas. Eso se ha solucionado con César Borgia, el hijo del Papa que será nuestro némesis a lo largo de toda la aventura, y que realmente nos supondrá un reto. Esa es la razón por la que esta vez Ezio no puede vencer solo y tiene que formar una Hermandad de Asesinos, siendo uno de los mayores atractivos del juego.

Así, Ezio y César serán los personajes principales, aunque también nos encontraremos otros como DaVinci, Machiavelli o Rodrigo Borgia, aunque nos aseguran que veremos más personajes históricos. Otro aspecto fundamental de esta entrega será Roma. Al principio, la reducción de las ciudades a una sola nos preocupó bastante, pero Eric asegura que esta reducción no afectará en nada a la exploración de escenarios, ya que su tamaño es tres veces mayor que la más grande de AC II (Florencia). Y para tranquilizarnos en el aspecto de variedad nos aseguró que su objetivo era hacer una especie de recopilación de todos los escenarios de la anterior entrega y combinarlos en uno único. Así, nos encontraremos con varios distritos de Roma como el centro de la ciudad, el Vaticano, una isla en el río Tiber, el campo alrededor de la ciudad, la zona de las antigüedades y otras zonas que irían desvelando en los próximos meses. Sin embargo, ya nos adelantó que las espectaculares zonas plataformeras ocultas volverán y que serán muy numerosas.

En el aspecto jugable también prometen mejoras en todos los aspectos posibles. Por un lado, en el combate la IA será muchísimo más agresiva, siendo posible que nos ataquen varios enemigos al mismo tiempo o cuando estamos ejecutando un movimiento final. Pero más importante será el énfasis que están dando en que los jugadores tomen la iniciativa, recompensando por atacar primero y más rápido.

Otra mejora fundamental estará en el caballo, que cobrará mucho protagonismo (Eric nos aseguró que habría misiones centradas en él), ya que será más dinámica la forma en la que nos movamos en él, podremos cabalgarle en las ciudades y el combate será más espectacular. Otro aspecto que volverá por su éxito en la anterior entrega es la administración de la ciudad, que esta vez será mucho más compleja al tener que reconstruir Roma. Además, algo en lo que están trabajando es en tener algunas misiones especiales como pasaba en el anterior con la máquina voladora, que al parecer volverá.

Sin embargo, como os podréis imaginar por el nombre del juego, lo más importante será todo lo relacionado con la Hermandad. Al parecer, tendremos que ir reclutando y entrenando Asesinos para que después nos puedan ir ayudando en las misiones. Pero no todo será coser y cantar, ya que si nos acompañan en las misiones y resultan abatidos no resucitarán por arte de magia en la siguiente misión, sino que tendremos que volver a reclutar a otro Asesino para ocupar su puesto. Tal es su importancia que habrá algunas misiones en las que sin el apoyo de nuestra Hermandad no podremos completar.

Como podéis ver, el juego es bastante ambicioso en cuanto a novedades, y eso es algo que quisieron expresar claramente en el increíble tráiler del E3. Después de esto nos volvieron a mostrar la demo de la campaña que se mostró en el E3. En ella vemos los primeros minutos del juego, en el que la villa de Ezio es atacada y destruida. En la demo podemos ver el uso del caballo en la ciudad, un nuevo aspecto jugable al usar los cañones al defender la ciudad y el nuevo y brutal sistema de combate. La demo se acaba con Borgia irrumpiendo en la ciudad disparando a nuestro tío Mario y siendo Ezio también abatido.

Sin embargo, la demo que realmente nos interesabe fue una que nos mostraron después en la que podíamos ver cómo funcionaba la Hermandad. Por contra, esta demo estaba bastante verde y tenía muchos problemas de IA, pero eso no quita que fuera bastante impresionante. Al principio Ezio está en un tejado junto a un edificio que tiene un enemigo. En lugar de mancharse las manos llama a otro Assassin para que lo liquide de forma silenciosa. Luego baja al nivel de la calle, que estaba bloqueada por una fila de soldados. De nuevo, en lugar de hacer algo pide una lluvia de flechas que acaba con todos. Después se va moviendo entre unos monjes (en una escena muy similar a la del tráiler de CGI) para llegar al interior de un edificio. Allí se encuentra el objetivo rodeado por varios soldados. Mientras el objetivo se mofa de Ezio por ir solo vemos cómo otros Assassins van bajando por la cúpula hasta caer sobre los enemigos dejando al objetivo desprotegido. Aquí, Ezio saca su ballesta y acaba a distancia con su vida. Así, nos confirmaron que por fin la ballesta estará en nuestro arsenal, algo que se había pedido desde la primera entrega. Volviendo a la demo, al salir nos rodean varios soldados, pero lanzamos una bomba de humo y varios Assassins vienen en nuestra ayuda. Ahí se acaba la demo, y a pesar de los fallos lógicos de IA por el estado precario de desarrollo, el funcionamiento de la Hermandad me gustó bastante, por lo que estoy esperando ver más de esta característica.

El entrenamiendo de los templarios mola

De ahí pasamos al modo multijugador, la otra gran novedad de esta entrega y que nos tenía muy preocupados. Al parecer, desde siempre querían introducir el multijugador en la saga, pero han tardado tanto para que se mantengan todos los pilares jugables de la franquicia en el multijugador al mismo tiempo que nos traían algo nuevo. Así que ahora creen que lo han logrado, por lo que han decidido incluirlo. Pero claro, ¿cómo se puede justificar su introducción sabiendo que la historia es de lo más importante en la saga? Pues justificándolo como la lucha en el presente entre los templarios de Abstergo y los Assassins. Y es que para que los templarios puedan ser lo suficientemente habilidosos para derrotar a sus oponentes se introducen en varios Animus para simular las tácticas de los Assassins y poder derrotarles con sus propias tácticas.

Los escenarios en los que jugaremos estarán repartidos por todo Italia, y algunos ejemplos será Roma, Florencia o San Donato. También tendremos varios personajes disponibles, de los cuales se han desvelado 6, pero habrá varios más. Además, para mantenernos enganchados durante mucho tiempo están trabajando en un sistema de progresión, aunque todavía no podían desvelar ningún detalle. En cuanto a los modos el que se ha desvelado es “Se Busca”, en el que cada jugador tendrá la tarea de eliminar a otro usuario, al mismo tiempo que nosotros somos perseguidos por otro.

Sin embargo, Eric no se quería enrollar demasiado en explicar el multijugador, ya que quería que esta modalidad hablara por sí misma, por lo que pasamos a probar varias partidas para 6 jugadores. Antes de empezar a jugar pudimos ver un detallado tutorial en el que vimos que es más complejo el modo de “Se Busca” de lo que podía parecer. Nosotros tenemos la imagen de un objetivo, y gracias a una brújula podemos saber la dirección en la que se encuentra y si está cerca o lejos. Sin embargo, al estar cerca la cosa se complica porque los ciudadanos tienen la misma apariencia que los skins que usan los jugadores, por lo que tenemos que identificar a nuestro objetivo, teniendo en cuenta que si nos equivocamos y matamos a un civil perderemos el contrato y nuestro objetivo será otro usuario.

Mientras hacemos toda esta búsqueda tenemos que tener un ojo en la espalda, ya que únicamente sabemos el número de usuarios que nos persiguen, sin saber su apariencia ni nada por el estilo. Nuestra única advertencia es si cuando está cerca de nosotros empieza a correr, y entonces le localizaremos y tendremos la misión de huir. Si lo logramos (bien escondiéndonos o humillándole por la espalda dándole unos buenos golpes) el asesino no nos tendrá como objetivos y ganaremos puntos.

Una vez visto el tutorial empezamos a jugar, y lo primero es seleccionar nuestra apariencia entre el monje, el ejecutador, la cortesana o el ingeniero. Después nos toca seleccionar nuestro par de habilidades, que pueden ser el poder usar una bomba de humo, un poderoso sprint o el par que más me gustó: la pistola oculta y poder cambiar de apariencia durante unos minutos. El mapa en el que jugábamos era Roma, en partidas de 10 minutos. Al empezar vemos cómo nuestro personaje se va moviendo como uno más de la ciudad, y hasta que nosotros no tocamos nada no tenemos el control de sus acciones. Esto puede ser bastante beneficioso para ponernos cerca de un objetivo, aunque claro, tendremos que tener bastante paciencia si lo queremos hacer así.

De todas formas, algo que me sorprendió bastante es el buen aspecto gráfico que tenía el título, ya que a pesar de que le faltan varios meses de desarrollo y que había algunos problemas como la aparición repentina de ciudadanos, lucía mejor que la anterior entrega, lo cual ya es de agradecer. Volviendo a la partida, era interesante ver cómo era primordial la picardía para acercarse al objetivo, ya que si vamos por los tejados de la ciudad será fácil ver que no somos civiles, lo mismo que si corremos. Así, la mejor táctica era ir de una forma media, con el “R1” sin llegar a tener el perfil alto que nos hace ir a gran velocidad. De esta forma logré varias muertes, aunque ya os adelante que si el que os persigue os pilla matando a vuestro objetivo estáis perdidos. También me gustó lo bien que funcionan las habilidades, ya que se recargan solas y son tremendamente útiles. Por ejemplo, si veis que alguien se acerca peligrosamente a vosotros podéis cambiar de apariencia a la vuelta de la esquina, y quedaros por ahí cerca si hay un civil con vuestra apariencia. Así, o bien el que os persigue mata al civil y ya os dejará en paz, o bien le humilláis para lograr un montón de puntos.

Otro aspecto positivo fue que matar con estilo daba más puntos, lo cual nos obliga a buscar formas ingeniosas de matar como hacerlo desde el aire, con venganza, de forma silenciosa, etc. Las huidas también son emocionantes en ambas partes, ya que al que huye le vendrán de perlas las puertas que se cierran al pasar, mientras que al perseguidor le fastidiarán al dar al otro una oportunidad de oro para esconderse.  Para terminar, es algo gratificante ver cómo a los que van en cabeza les persiguen máss jugadores, lo cual te hace ponerte bastante paranoico, lo cual divierte un montón.

Como podéis ver, el multijugador nos encantó, y es que las tres partidas que jugamos nos dejaron con unas fantásticas impresiones y unas ganas tremendas de seguir matando y vigilando al resto de personajes para que no nos maten por la espalda. Así que si combinamos lo mucho que nos gustaron las demos de la historia con el fantástico, innovador y prometedor multijugador y tenemos uno de los juegos que más esperamos para este noviembre. Y si todavía queréis más detalles de este seguro juegazo, durante los próximos días tendréis disponible la entrevista que le hicimos a Eric Gallant, por lo que estad atentos a Desconsolados.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *