Impresiones: demo de Metal Gear Solid: Peace Walker

Lo primero, decir que la demo de Metal Gear Solid: Peace Walker lleva varios meses disponible y que ya se confirmó que habría añadidos en la jugabilidad, pero es que no quería estar tanto tiempo sin probar nada nuevo de este juegazo, por lo que lo he dejado para cuando quedan varias semanas hasta el lanzamiento del juego, y tal y como me temía me ha dejado con muchísimas ganas de más infiltración y acción.

La demo, que afortunadamente está en inglés y no en japonés, empieza con una escena muy cinematográfica (ya una marca de la saga) en la que vemos entrenando en la playa al ejército creado por Big Boss y Miller: Militaiers Sans Frontières (Militares Sin Fronteras).

Así, como si fuéramos nosotros los que enseñamos una lección a nuestros soldados, seguiremos un tutorial opcional en el que aprenderemos los nuevos controles del juego, y es que han cambiado mucho respecto a Portable Ops. Para que os hagáis una idea es todo muy similar a lo visto en Guns of the Patriots, lo cual al tratarse de una portátil es más que encomiable.

Así, la cámara será completamente libre y la controlaremos con los botones de acción, mientras que para apuntar nuestra vista se colocará al hombro. Por suerte, lo que es el movimiento del personaje es el mismo, al igual que las técnicas de CQC, aunque lo mejor es que éstas han aumentado y ahora podemos ver cosas tan espectaculares como una secuencia para dejar KO a grupos enteros de soldados.

Tras el tutorial pasaremos a ver una escena de vídeo, que está hecha con el mismo estilo de cómic que en la anterior aventura portátil. En ella podemos ver cómo a Snake se le solicita que vaya a Costa Rica, ya que una fuerza de la CIA ha tomado el país y quieren que la paz regrese. La verdad es que de momento la escena parece algo confusa, pero ya se ha confirmado que antes hay más explicaciones de cómo se formó MSF y algo más que dé pie a esta situación. Sin embargo, algo curioso es que cuando aparece Paz tendremos la posibilidad de inspeccionarla, pudiendo aumentar el zoom y así que pase de chubasquero a traje de colegiala, y finalmente a estar en ropa interior.

Tras esto pasaremos ya a la misión propiamente dicha, aunque en realidad se trata de un pequeño tutorial de los tiroteos y la infiltración. Después de completar una zona la demo parece que se acaba, pero tranquilos porque todavía hay mucho más que mirar. Y es que en cierto modo la historia ya no avanza más (demasiado para ser una demo), pero tenemos otras tres misiones que nos muestran algunos aspectos novedosos de esta entrega.

Para empezar, antes de cada nivel podemos escoger entre uno de los cuatro atuendos disponibles, que se dividen en los de infiltración (más de camuflaje o tecnológico) y los de acción (a pecho descubierto y una armadura moderna), que condicionarán si nuestro equipamiento es más para la infiltración (con pistolas de dardos tranquilizantes o incluso un radar para tener la localización exacta de los enemigos) o los tiroteos (RPGs, metralletas y explosivos varios).

Entrando en los niveles propiamente dichos, en el primero tenemos que llegar a una zona y eliminar a todos los enemigos del lugar; en el segundo infiltrarnos en una base; y en el tercero derrotar a un tanque y un escuadrón de enemigos que hacen de jefes finales. En los dos primeros no es que haya demasiadas diferencias, salvo que las zonas son más selváticas o con algunos emplazamientos militares, mientras que en el último estamos en una zona cerrada con coberturas que podrán ser destruidas por los impactos del tanque.

Para jugar a todas ellas podemos contar con la ayuda de un amigo, aunque por desgracia esta opción es solo por ad-hoc. Espero que en la versión final se pueda de forma online, ya que añadiría mucho juego. Pero no os preocupéis, ya que si jugáis solos también os lo pasaréis en grande con las posibilidades de juego que tenemos, y que recuerda en bastantes cosas al ya citado Guns of the Patriots, pero de una forma muy buena teniendo en cuenta las limitaciones de la portátil.

En cuanto al aspecto gráfico, éstos han mejorado mucho respecto a la anterior entrega portátil, y eso ya es decir mucho. En cierta medida, el juego podría rivalizar con bastantes títulos de PS2, y directamente se sitúa entre lo mejor de la consola. Además de la enorme calidad de los escenarios y los personajes, sus animaciones son soberbias, lo que es realmente impresionante para las llaves de CQC. Por último, las escenas de tipo cómic son increíbles, ya que son dinámicas y tienen un estilo muy apropiado para una portátil. Respecto al sonido, éste sigue siendo igual de bueno que siempre, con un doblaje muy bueno (David Hayter sigue siendo perfecto como Snake) y unas melodías espectaculares.

Con todo esto, las ganas de que llegue a las tiendas la versión final han aumentado más todavía, y es que la jugabilidad, a espera de los añadidos prometidos, es muy buena, y el cooperativo tiene una pinta tremenda. Si a eso le sumamos el aspecto técnico y la historia y tenemos un auténtica caballo ganador. Así que si habíais dejado la PSP de lado ya la podéis ir preparando, porque este 18 de junio Snake va a volver por la puerta grande.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. O si no ya sabes: te acercas por detrás, le haces una llave de CQC y esperas a que le salgan las estrellitas en la cabeza para quitarle la PSP XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *