Presentación de WarioWare: Do It Yourself!

    Seguro que alguna vez habéis pensado cómo se crea un videojuego, al igual que muchas veces habéis pensado que podríais haber hecho algo mejor que lo que estáis jugando. Pues bien, si pensáis esto WarioWare: Do It Yourself! es para vosotros, ya que básicamente nos propone que nosotros seamos los desarrolladores de nuestros propios juegos, y así crear una comunidad en la que compartir nuestros títulos con el resto de los usuarios.

    Como os podréis imaginar, este juego es muy ambicioso, por lo que Nintendo no ha perdido la ocasión de hacer una presentación contando con dos de los desarrolladores más importantes de España: Gonzo Suárez (creador de Commandos) y Roberto Álvarez (creador de NyxQuest). Pero eso no es todo, ya que al proponernos esta difícil tarea qué mejor que ver cómo se las apañan los estudiantes del Máster de videojuegos de la Universidad Complutense con tan ambicioso juego.

    Pero antes de empezar la competición para crear el mejor juego, qué mejor que escuchar la clase maestra que nos dieron Gonzo y Roberto en la creación de videojuegos. Lo primero que hicieron fue declararse unos fans de los juegos de Nintendo, ya que desde siempre la compañía ha sido sinónimo de creatividad.

    Después nos dieron la principal clave para que un videojuego sea bueno: que esté terminado. Y es que éste es uno de los principales problemas de muchos títulos, por lo que prefiere antes que se calque un juego y que esté terminado por completo, a hacer algo original que no tenga un final y que deje una mala sensación. Teniendo esto en cuenta, los tres pasos de oro para crear un videojuego son:

    • Lo principal, tener una idea que consiga abstraer al usuario del mundo real.
    • Encontrar una forma de comunicarnos con el usuario a través del juego, para así que entienda perfectamente lo que queremos transmitir y que la jugabilidad consiga engancharle.
    • Por último, y tras hacer los dos pasos anteriores, centrarse en todo lo técnico, para así reforzar la sensación de que estamos en otro mundo.

    Tras estos “simples” pasos, quisieron centrarse un poco más en la jugabilidad, y es que lo mejor es incluir una única mecánica y trabajarla lo máximo posible. Pusieron de ejemplos a Gears of War, donde básicamente todo lo que hacemos es avanzar, cubrirnos o disparar; o World of Warcraft, en el que podemos tirarnos horas y horas matando cerdos (en palabras del gran Gonzo) sin que nos lleguemos a aburrir. En ambos casos la mecánica es una sola, y en ambos casos la diversión está fuera de toda duda.

    El caso contrario es cuando se quieren meter más mecánicas de la necesaria, y Roberto puso de ejemplo su título. En un principio querían hacer que aparte de todo el control que ya tenían, que para saltar tuviéramos que usar el sensor de movimiento, y como la gente no se encontraba a gusto lo simplificaron a un botón, mejorando así la experiencia notablemente.

    Otro caso es prometer algo demasiado grande y no cumplirlo. Aquí Gonzo puso como ejemplo claro a Heavy Rain, ya que sin nombrarlo se notaba mucho de qué título se trataba, al hablar de un juego reciente en el que nos prometían una experiencia única para cada usuario y múltiples finales dependiendo de nuestras decisiones.

    Todos estos conceptos están muy bien, pero si el juego no es bueno todo esto se hará en vano. ¿Y cómo saber si un juego es bueno? Gonzo lo tiene bien claro: un juego es bueno si cuando te llaman los amigos para ir al cine dices “ya voy, ya voy”, y al final no vas porque te has quedado enganchado jugando, mientras que uno malo es cuando decides ir al cine y lo dejas en un segundo plano.

    Después de estas nociones básicas, que fijo les sirven para los estudiantes del Máster de Videojuegos, llegó el momento de hablar de WarioWare: Do It Yourself!. La traducción sería “bricolaje”, mientras que de forma literal es “hazlo tú mismo”, y es que ése es el objetivo de este título.

    Para Gonzo y Roberto este juego es muy innovador, ya que permite a los usuarios acceder de forma simplificada al mundo de desarrollo de videojuegos, y para los profesionales es ideal para calentar y fomentar su creatividad, ya que nunca viene mal.

    Para crear nuestros juegos tendremos múltiples opciones. Para empezar, tendremos que elegir un fondo en el que nuestros título se moverá. Luego nos tocará escoger los objetos que queremos utilizar, ya sean los que vengan de serie en el juego o los creados por nosotros mismos (que se hará mediante un sistema similar al Photoshop).

    Tras esto, que es la parte más sencilla, tendremos que elegir qué clase de minijuego queremos hacer. Hecho esto nos tocará empezar a colocar los mecanismos que activan los objetos seleccionados, las condiciones de victoria y nuestros objetivos. Un ejemplo que nos pusieron fue el de disparar a unos bandidos en el Oeste, sin dar a una viejecita. Para hacerlo divertido había que establecer que las salidas de los personajes fueran aleatorias, además de tener que decir qué objetos están sobre qué otros.

    Pero no solo nos tendremos que encargar de la jugabilidad, sino también del sonido. Y es que tendremos la capacidad de crear nuestra banda sonora usando instrumentos, o incluso gravando sonidos con el micrófono de la consola. Así, nos mostraron cómo habían recreado la melodía de “Mission: Impossible”. Por último, tendremos que establecer un nombre, la dificultad y el tiempo que tenemos para completar el minijuego. Pero ojo, ya que para comprender del todo cómo hacer este trabajo será indispensable completar el tutorial, que será mucho más complejo de lo que estamos acostumbrados dadas las numerosas posibilidades de creación que tenemos.

    Dicho esto así parece que podemos hacer de todo, pero por desgracia habrá una limitación: los puntos. Según Gonzo y Roberto, es como el presupuesto que hay para crear el juego, lo que acerca de nuevo el título al desarrollo de videojuegos auténtico. Como broma, Gonzo dijo que por culpa de este presupuesto no pudieron contar, en el minijuego del Oeste, que el bandido es el hijo de la ancina y crear así una historia familiar.

    Además del minijuego del Oeste nos mostraron otros dos. En uno de ellos el personaje iba en bicicleta, y tenía que saltar todos los obstáculos de la carretera. En el otro, que todavía no tenían completado, un muñeco tenía que saltar sobre un fuego para llegar a un helicóptero, teniendo que hacerlo en el momento justo para que las llamas no le quemaran.

    Como podréis ver las posibilidades para crear minijuegos son muy amplias, pero tranquilos que si no os va esto de crear dispondréis de serie 160 microjuegos, junto a todas las creaciones de los usuarios que podréis descargar, lo que garantiza que el título tenga una vida casi infinita.

    Después de esta muestra del juego la competición contrarreloj entre los estudiantes dio comienzo, y tenían como objetivo crear un microjuego en una hora, que tuviera un elemento aleatorio y que apareciera un personaje de Nintendo (en el juego vienen de serie Mario, Link o Samus entre otros).

    Sin duda alguna, WarioWare: Do It Yourself! se convertirá en uno de los juegos más longevos de Nintendo DS gracias a sus casi infinitas posibilidades de creación y a la constante descarga de contenido. Y lo mejor de todo es que el juego sale a la venta este viernes 30 de abril, por lo que si tenéis una NDS y una mente creativa ya podéis ir empezando a pensar en vuestra creación, porque os lo pasaréis en grande tanto jugando como desarrollando.

    Entradas relacionadas:

    Trackbacks

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *