¿Qué podemos esperar de Project Natal?

Esta generación ha marcado el inicio del uso de los sensores de movimiento. Primero empezó Nintendo con Wii, y aunque al principio no todos pensábamos que iba a tener el éxito que ha cosechado, ha hecho que el fenómeno de los sensores de movimiento se expandiera al resto de consolas. Y así vamos al E3 de 2009, en el que Sony y Microsoft mostraron sus cartas en este aspecto. Si bien la primera anunció Playstation Move, que básicamente es una copia con algún pequeño añadido del WiiMote, Microsoft dio una enorme sorpresa con Project Natal.

Desde que se anunció poco se ha mostrado de él, y con lo cerca que se encuentra su fecha de lanzamiento uno no puede evitar preguntarse ¿qué podemos esperar de Project Natal?

Para empezar, primero hay que saber qué es Project Natal: una cámara que captura nuestros movimientos para representarlos en un avatar. Ésta es la principal característica, y lo que lo separa ampliamente del “Eye Toy” de Sony, ya que éste únicamente nos ponía en la pantalla (salvo en Antigrav, pero dado lo malo que era tampoco se puede contar demasiado).

Dicho esto, lo siguiente que toca ver son sus posibilidades tecnológicas fuera del mundo de los videojuegos, y es que un aparato así estaba claro que no se iba a quedar en el ocio digital. Dentro de este grupo el que más ha dado que hablar ha sido el de la medicina, ya que actualmente hay entidades médicas muy interesadas en Natal para sus aplicaciones en el diagnóstico o en el seguimiento de las constantes vitales.

Todo esto está muy bien, pero este periférico fue diseñado para Xbox 360 y es lo que ahora interesa más y también nos preocupa al mismo tiempo. Y es que por un lado, una cuestión muy importante es la velocidad con la que captará nuestros movimientos. Ya que cuando se mostró se pudieron ver algunos problemas entre lo que hacía la persona y lo que hacía el avatar, y en las últimas pruebas se dice que todavía se experimenta algo de lag entre ambas acciones, sobre todo en las más rápidas.

Pero vayamos por partes. Dentro de Xbox 360 se ha dicho que podremos movernos por los menús sin ningún mando, poder tener videoconferencias sin la necesidad de usar headset o incluso que dependiendo de quién use la consola abra su usuario únicamente por su rostro. Estas acciones las veo bastante plausibles, ya que lo de las caras se puede ver en algunas cámaras digitales, mientras que lo de los menús ya se podía ver de forma algo más rudimentaria en “Eye Toy”.

Sin embargo, cuando llegamos a los videojuegos es cuando nos entran las dudas. Y es que si bien los dos minijuegos que se han mostrado parecen divertidos y que el personaje se mueve dentro de lo que cabe bastante bien, lo de golpear balones y pintar con un spray se nos antoja algo corto para todo lo que promete el aparato. Al menos recientemente se ha confirmado la aparición de otro minijuego de descenso de ríos en cooperativo, lo que da algo más de esperanda, pero aun así todo lo jugable que se ha mostrado es bastante casual, lo que hace preguntarnos qué pasará con los juegos más complejos.

Ya que la premisa de Natal es que nosotros somos el mando y no necesitamos ningún otro aparato, y así no se me ocurre nada para que se aplique en un juego de peleas o en los que tengamos que hacer movimientos precisos sin que tengamos que usar como complemente el clásico mando.

Por suerte han salido recientemente noticias indicando que Fable III usará Natal de forma activa y no solo para minijuegos, al mismo tiempo que hay rumores que dicen que Ghost Recon: Future Soldier lo usará también… pero combinándolo con el mando. Y volvemos a lo de antes: ¿Podrá haber juegos complejos que no combinen los nuevos métos de control con los clásicos?

Personalmente creo que este sistema combinado sería lo más indicado, y si se hace bien podría ser increíble. Algún ejemplo que podría estar bien sería el de una aventura gráfica similar a Heavy Rain, usando el mando para mover al personaje por el mundo y después ser nosotros con nuestro cuerpo los que realizamos los quick time events, que no serían fijos y representarían de alguna forma lo que nosotros hagamos. Otros ejemplos podrían ser en los shooters en tercera persona, apuntando y moviéndonos con el mando y luego otras acciones como recargar, cubrirnos o atacar cuerpo a cuerpo con Natal.

En resumidas cuentas, lo que Natal nos puede ofrecer en el plano tecnológico es tremendo, ya que sus posibilidades son muy numerosas y únicamente dependeran de la capacidad creativa de los que lo quieran usar. Luego en la Xbox 360 también será muy útil en tareas sencillas.

Pero luego en los juegos es donde más incógnitas se nos plantean, ya que si bien para los minijuegos o para los juegos de conducción su uso sin ningún otro tipo de complementos es totalmente plausible, es en los juegos complejos donde todos tenemos dudas. Personalmente la idea de combinar el mando con Natal sería muy buena, ya que se podrían conseguir auténticas virguerías, pero por desgracia todavía no se sabe nada de qué es lo que nos encontraremos, por lo que nos tocará esperar a la presentación especial que dará Microsoft en este E3.

Sin embargo, una cosa tenemos clara: Project Natal supondrá una revolución, y si no tiempo al tiempo…

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Qué manía de compararlo con Eye Toy. ¿Por qué no se compara con Playstation Eye, que no es, ni mucho menos, lo mismo?

  2. Se compara porque es lo más parecido que ha habido, ya que para Eye Toy había juegos que se basaban en tu movimiento y tuvo mucha más repercusión, mientras que para PS Eye no hay demasiado donde elegir…
    Aunque a mí no me parece lo mismo, es cierto que hay algún parecido en el planteamiento y que ambos resultaron novedosos en su época, pero luego hay que ver cómo lo explotan los de Microsoft, porque el Eye Toy tuvo un “Boom” y luego se quedó en nada…

  3. ragna,natal es una copia descarada del eye toy no es ninguna mania, es la realidad,eso si perfeccionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *