Impresiones: Multijugador de Halo: Reach

En el campo de los FPS lo que más se lleva ahora es el realismo bélico, como lo evidencia el éxito de Modern Warfare 2 y de Battlefield: Bad Company 2. Por suerte otro campo de estos juegos que vende francamente bien es la ciencia ficción, y en esta clase de títulos Halo es el líder indiscutible.

Tras una trilogía basada en el Jefe Maestro excepcional, una expansión bastante buena y un juego de estrategia correcto ahora toca el turno de ver algunos de los momentos más duros para los Spartans, los héroes de esta saga y que al principio sufrieron una gran derrota. En eso se basará el argumento del próximo Halo: Reach, pero aparte de lo que seguro será una campaña excepcional el otro punto clave del juego es el multijugador. Tras poder probar a fondo una versión preliminar de la beta que estará disponible para los que compraron ODST el próximo 3 de mayo aquí os traemos nuestras impresiones del que promete ser uno de los mejores multijugador del género.

Variedad y adicción a partes iguales

Tras enseñarnos un vídeo protagonizado por Aisha Tyler (una de las protagonistas en la serie “Entre Fantasmas” durante la primera temporada) bastante divertido en el que se nos explicaban todos los entresijos de la beta por fin pudimos poner nuestras manos en el mando para jugar.

Nuestra primera partida fue en el mapa “Powerhouse”, en el nuevo modo “Headhunter”. Aquí, en duelos entre 8 jugadores, tendremos la misión de acabar con los demás. Una vez vayamos eliminando a los rivales, éstos dejarán caer una calavera, que se añadirá a nuestra bolsa. Para poder obtener puntos tendremos que llevar las calaveras a un punto de control que irá cambiando de posición a lo largo de la partida. Pero ojo, que si nos eliminan perderemos todas las calaveras que llevábamos y se lo dejaremos en bandeja de plata a nuestros oponentes. La verdad, ésta fue mi primera partida a Halo, por lo que me sentía algo confuso, pero tras hacerme con la jugabilidad he de reconocer que este modo es muy divertido.

Gran parte de la culpa la tenía el gran diseño de este mapa, que combinaba una parte de edificios pequeños con canales y una zona de campo abierta. Como os podréis imaginar, la temeridad y la estrategia que usemos será fundamental, y es que podremos ir a lo seguro yendo a los puntos de control cuando tengamos una única calavera o arriesgarnos a obtener más puntos poniendo en peligro nuestra bolsa llena de estos trofeos. Además, también es muy importante que cuantas más calaveras tengamos más nos maracará el juego en el visor del resto de jugadores, por lo que elegir qué hacer influirá enormemente en nuestros resultados, aunque como ya hemos dicho una cosa es segura: os lo pasaréis en grande en este modo.

Después nos pusimos en uno de los modos más prometedores del juego: “Invasión”. Esta modalidad tiene un mapa exclusivo en la beta llamado “Boneyard”, y es el más grande que probamos. En este modo, los 12 jugadores se dividen entre los Spartans y los Covenant (o Élites, como prefiráis). Los primeros tendrán que resistir durante unos minutos al ataque alienígena, mientras que los Covenant tendrán la misión de ir avanzando por el mapeado. Para hacerlo habrá que tomar uno de los dos puntos de control que los Spartans defienden, y ojo, porque tendremos únicamente unos 3 minutos para hacerlo. Una vez nos hayamos hecho con uno, se activarán otros dos, y tendremos que hacer lo mismo. Si también conseguimos tomar esas zonas se liberará el verdadero objetivo de los Covenant: el núcleo de energía. Así, uno de los jugadores tendrá que recogerlo y llevarlo a la nave de salida. Pero claro, no todo iba a ser un camino de rosas, ya que cuando lo llevemos no podremos ni disparar ni atacar cuerpo a cuerpo, por lo que tendremos que apoyarnos en nuestros compañeros.

El mapa en el que jugamos es muy bueno, y mezcla dos complejos con zonas abiertas que se encuentran entre ambos edificios. Además, es interesante ver cómo los Spartans tienen la ventaja de la altura al principio, lo cual puede marcar la diferencia durante los primeros compases de la contienda. Los otros dos aspectos primordiales de esta modalidad: los vehículos y las reapariciones. Una vez los Covenant tomen el primer punto de control, el hangar al que solo pueden acceder los Spartans se irá nutriendo de vehículos cada vez más poderosos, como un jeep o un tanque, y si se usan con cabeza pueden cambiar las tornas de la batalla. En el aspecto de las reapariciones, podremos seleccionar el punto más cercano que hay que defender o atacar, pero como en este modo el juego nos agrupa con otro jugador de nuestro equipo podremos reaparecer junto a él si no le han eliminado, lo que aumenta notablemente la cooperación entre usuarios. Con todo esto, el modo “Ivasión” se convierte en uno de los mejores de la beta.

Tras disputar varias partidas en esta modalidad (en la que siempre me tocó como Covenant, eso que fue al modo que más jugamos) pasamos a “Bola Loca”, que ya ha aparecido en anteriores entregas, en el mapa Sword Base. Como en el primer modo que jugamos, es una especie de “todos contra todos” para 8 jugadores, solo que con un objetivo bien diferente: tener en nuestras manos una calavera. Por cada segundo que la tengamos en nuestro poder obtendremos un punto. Lo malo es que cuando la cojamos no podremos disparar, aunque tenemos la ventaja de que con un solo ataque cuerpo a cuerpo eliminaremos a nuestros oponentes. De esta forma es primordial saber cuándo coger la calavera para que no nos maten instantáneamente y dónde situarnos para tener la ventaja que la calavera que nos da.

La verdad es que este modo me encantó gracias al magnífico diseño del mapa, que es una base futurista con múltiples niveles, escaleras y plataformas de salto que componen un nivel estrecho pero muy vertical. Esto hace que esconderse tras las puertas por las que sabemos nos van a perseguir los enemigos para esperarlos y eliminarlos sin que se enteren sea divertídisimo. De hecho, creo que ésta fue la razón por la que me gustó tanto, que la estrategia era importantísimo y te lo pasas en grande partiendo la cabeza al resto de jugadores.

Aparte de estos tres mapas también estará “Overlook”, que estará diseñado para el modo “Generator Defense”. En él los Covenant tienen que destruir unos generadores, mientras que los Spartans tienen tienen que activar el escudo que los proteje. La verdad es que este modo y este amplio mapa tienen muy buena pinta, pero por desgracia no lo pudimos probar. El otro nuevo modo principal que habrá será “Stockpile”, una nueva versión del clásico “Capturar la Bandera” que tiene el añadido de que no basta con llevar la bandera enemiga al punto de control, sino defenderla durante un tiempo hasta que por fin cuente. De nuevo, desgraciadamente no lo pudimos probar, pero tiene un enorme potencial para unas batallas impresionantes.

Cuando las armas y las armaduras se convierten en los mejores amigos del hombre

Como por todos es sabido, las armaduras (por las habilidades que proporcionan) y las armas serán una parte fundamental del multijugador. En esta ocasión, las habilidades que nos encontraremos serán cinco: el jet-pack, esprintar (solo disponible para los Spartans), dar volteretas (exclusivo para los Covenant), hacerse invisible al moverse muy despacio y volverse invencible durante unos segundos (ideal para las nuevas muertes sigilosas). La capacidad de esta habilidad vendrá marcada en un indicador situado encima del mini radar del que disponemos, y cada vez que se use tendremos que esperar durante unos segundos para que se recargue.

Para seleccionar una u otra habilidad tendremos que escoger entre las disponibles antes de cada reaparición, pero tened en cuenta de que no siempre tendremos todas, ya que por ejemplo en el modo “Invasión” se irán volviendo disponibles según se vaya avanzando en la partida. Como os podréis imaginar, es muy importante escoger la habilidad que mejor nos convenga según la situación, y personalmente las que más me gustaron fueron las de las volteretas y el jet-pack, sobre todo en los mapas amplios o verticales respectivamente.

Otro aspecto de la armadura muy importante es el diseño visual de nuestra armadura en sí misma, que podremos modificar a placer en el menú del juego. Al hacerlo podremos cambiar el casco, el pecho, los brazos y las piernas. Al principio no tendremos demasiadas opciones disponibles, ya que habrá que ir desbloqueándolas según vayamos subiendo de rango. Aunque éste no será el único requisito, porque en cada partida obtendremos una serie de créditos dependiendo de nuestra actuación que podremos para comprar las armaduras. Algo que quisieron recalcar es que cuando se acabe la beta todo lo que hayamos obtenido se perderá y no se mantendrá para la versión final, por lo que no os preocupéis al gastar.

Aparte de la modificación de piezas también podremos cambiar nuestro color e incluso nuestro logo, pudiendo elegir entre 80 dibujos y 48 fondos posibles. Con todas estas opciones podremos tener un look más o menos personal, y para la versión final nos prometieron que habrá muchísimas más opciones de personalización.

En el apartado de las armas, como es habitual en la saga, al seleccionar nuestra habilidad habrá un arma principal y una pistola asignada a esta ranura, aunque normalmente serán básicas, como un rifle de asalto o un rifle de francotirador. Las verdaderas armas de destrucción masivas las veremos desperdigadas por el mapeado, como un lanzacohetes que puede cambiar el curso de la partida. Entre las nuevas armas de esta entrega está el rifle de francotirdor del bando de los Covenant, que se convirtió en uno de mis juguetitos preferidos; un lanzagranadas humano con el que podremos elegir el momento exacto en el que detonan las granadas; y un rifle de plasma con el que podremos lanzar hasta cuatro cargas simultáneas que se pegarán en lo que toquen, ya sea parte del escenario o un jugador. Como podréis ver, habrá armas a tutiplén, lo que nos garantizará una gran variedad a la hora de afrontar las partidas.

 Jugar mola, ¿pero cómo me conecto y qué más puedo hacer?

Si el aspecto jugable de la beta es sensacional, algo en lo que los chicos de Bungie se han querido centrar es en el sistema de matchmaking. Ya no será como en los juegos normales en los que solo cogemos un modo de juego y damos a buscar partida, sino que tendremos muchás opciones más aparte de ésta. Podremos escoger el lenguaje de los usuarios, el objetivo por el que están jugando (si es por divertirse, para ganar, para hacer el tonto, etc), además de que juntarse con los amigos para disputar unas partidas será muy sencillo y rápido.

Aparte de estos sistemas también nos encontraremos con “La Arena”, que será una especie de competición por ver quién es el mejor jugador. Al parecer, este sistema irá contando nuestras estadísticas (donde se encontrarán nuestros resultados a nivel individual, junto a los premios por muertes múltiples o de otra clase que consigamos). Así se podrá conseguir una clasificación diaria, o si se juega mucho por temporada. De esta característica sólo pudimos ver su descripción, pero no pudimos ver cómo funcionaba.

Por último, la otra opción que nos mantendrá enganchados será el clásico “Cine”, con el que podremos grabar nuestras partidas para poder subirlas después y que el resto de usuarios puedan votarlas y comentarlas. De nuevo, no pudimos ver cómo funcionaba, pero viendo lo bien que era en los anteriores podemos augurar que los jugadores más creativos se lo pasarán en grande dando rienda suelta a su vena cineasta.

En cuanto a la conexión de las partidas, aquí es donde pudimos experimentar más problemas. Por un lado tardaba bastante tiempo en encontrar jugadores a pesar de que todos buscábamos partida al mismo tiempo, y que tras las partidas le costaba guardar las estadísticas durante alrededor de un minuto, lo cual cortaba el ritmo entre partida y partida. Por suerte estábamos con una versión preliminar a la beta que estará disponible para el público, y nos prometieron que todo esto estaría resuelto. Al menos en las partidas no había lag, lo cual es todo un alivio.

Una galaxia que luce y suena muy bien

En el aspecto gráfico, se notaba que todavía le faltaban algunos aspectos por pulir (los dientes de sierra se apreciaban con facilidad en los elementos que estaban algo más alejados de nosotros), pero en líneas generales el trabajo que han hecho es formidable. Los personajes tienen un gran diseño y sus animaciones son fantásticas. Los efectos de luz, ya sea ambiental, por las explosiones o por los escudos de las armaduras también son muy buenos. Y para rematar, el diseño de los escenarios, junto a sus geniales texturas, redondean un gran apartado gráfico que es tremendamente suave y estable, lo cual hace mucho más dinámicas las partidas.

En el sonido sí que no se le puede poner ninguna pega. Los efectos de las explosiones y las armas son asombrosos, junto a los sonidos de los pasos de los personajes y los ruidos de los vehículos. Por si fuera poco, las voces ya estaban en español (al igual que los textos), lo que mejora nuestra experiencia global. Y si encima todo esto lo escucháis con unos cascos la sensación es inmejorable.

Conclusión

Nunca había jugado a un Halo, pero ya simplemente con lo que probé de esta beta se ha convertido en uno de mis juegos multijugador favoritos gracias a sus fantásticos modos, el gran diseño de los mapas, las geniales habilidades y la suavidad con la que todo se mueve.

Así que más os vale descargar la beta el próximo 3 de mayo (recordad que se accede desde el menú de “Extras” de Halo 3: ODST), porque os encontraréis con una de las experiencias más divertidas que podéis encontrar en los FPS, y que encima nos hace preguntarnos cómo puede mejorar todo esto en la versión final.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Geniales impresiones, sí señor. La verdad que el multijugador de Halo 3 es todo un vicio, siendo casi siempre como el más jugado en Xbox Live. Por lo que has contado, parece que Halo Reach irá más allá. Más modos multijugador, más variados, más intensos, más estratégicos y seguramente que igual o más divertidos y adictivos que en Halo 3. Espero este juego con ganas, menos mal que tengo Halo ODST (para mí el más flojo de todos) para poder descargar la beta el 3 de mayo y meterle duro.
    Un saludo.

  2. Muchas gracias Trebor20!! La verdad es que me gustó tanto esta beta que estoy intentando probar los primeros (que en mi PC supongo que podrán ir XD) para ponerme al día con la saga una vez me haga con la 360.

  3. Muchas gracias Trebor20!! La verdad es que me gustó tanto esta beta que estoy intentando probar los primeros (que en mi PC supongo que podrán ir XD) para ponerme al día con la saga una vez me haga con la 360.

    Te recomiendo encarecidamente jugarlos, valen la pena…pero supongo que me dirás los mísmo de la Saga HalfLife (que aun tengo por catar)

  4. Te recomiendo encarecidamente jugarlos, valen la pena…pero supongo que me dirás los mísmo de la Saga HalfLife (que aun tengo por catar)

    Pues mira que la saga Half Life también la tengo pendiente. Únicamente jugué un poco al 2 con la Orange Box y me perdía en la historia que si al hablar de personajes que no conocía o sucesos anteriores, con que la dejé más bien apartada XD

  5. SINCERAMENTE EN LO PERSONAL TODOS LOS HALO ME AN ENKANTADO SOY UN FANATIKO DE HALO MMM I ME MUERO POR JUGARLO Y KOMO TODOS LOS RELACIONADOS SAVEMOS ESTO NO ES UN VICIO ES UN MODO DE VIDA HALO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  6. Una beta es una versión de prueba que ponen a disposición de algunos usuarios (en este caso los que compraron el Halo 3: ODST) para poder comprobar cómo funciona un determinado aspecto, que en este caso es el multijugador. Así pueden solucionar problemas de cara a la versión final y comprobar si lo que están haciendo gusta o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *