Ideas para… Assassin’s Creed ambientado en la actualidad

    Uno de los juegos que más dieron que hablar las navidades pasadas fue Assassin’s Creed II , que tras inaugurar la sección Teorías Conspiratorias (donde sacamos como conclusión que la siguiente parte estaría ambientada o bien en América o en la actualidad) nos llegó el anuncio del próximo Assassin’s Creed, que para sorpresa de todos volverá a tener como protagonista a Ezio. Esto en parte mantiene en pie lo de América, pero está muy claro que en algún momento la saga tendrá que tener a Desmond como protagonista jugable en todo su esplendor en la lucha contra los templarios de Abstergo. Así que aquí van nuestras ideas para que este gran salto temporal funcione a la perfección.

    Sistema de combate renovado

    Creo que todos más o menos nos sentimos decepcionados cuando en la segunda parte los enemigos de Abstergo únicamente nos atacaban con porras… ¿éstos son los que tienen a los Asesinos contra las cuerdas? Y luego está la forma de atacar en sí misma, tanto en el protagonista como en los enemigos, ya que es un poco “ahora ataco, ahora espero a que mi compañero golpee hasta que me toque otra vez” y así en casi todo el juego. Si bien este sistema estaba bien con las espadas o armas de ese estilo, en la actualidad no tendría demasiado sentido.

    Más bien lo mejor sería introducir unas peleas en plan “Jason Bourne”, pudiendo usar cualquier elemento del escenario y ser unas máquinas de matar muy veloces y completamente letales. Esto por supuesto también se aplicaría a los enemigos, ya que no tendría gracia alguna.

    Luego también habría que modificar las armas, ya que en la época actual las armas de fuego están a la orden del día. Pero ojo, porque tampoco estaría bien hacer un Gears of War, sino que simplemente se tendrían que tener en cuenta para momentos concretos.

    Infiltración de verdad

    Durante toda la saga nos han dicho que los Asesinos son unos expertos en los asesinatos sin que les detecten, ya que son capaces de infiltrarse en las fortalezas más seguras para cumplir sus objetivos. Sin embargo, en las dos entregas anteriores lo máximo que hemos visto de esto ha sido unos cuantos castillos en los que básicamente hacíamos lo mismo que cuando estábamos fuera de ellos, haciendo que las infiltraciones no fueran demasiado espectaculares.

    Así que para una entrega ambientada en la actualidad eso tendría que cambiar. Por un lado, porque no es lo mismo una base llena de soldados y medidas de seguridad que una casa grande al aire libre. Además, estas zonas tendrían que ser cerradas, haciendo que tengamos que buscar formas de llegar a nuestro objetivo sin que nos detecten desplegando todo un amplio abanico de movimientos de sigilo.  En esencia, podrían basarse en las anteriores entregas de Splinter Cell, ya que ése sería un gran punto de partida por donde empezar.

    Infiltraciones cerradas, pero ciudades abiertas

    Si bien el campo de las infiltraciones estaría mejor siendo más cerrado para obligarnos a ir con sigilo, una de las señas de identidad de la saga siempre han sido sus ciudades, y esto no tendría por qué cambiar. Ahora, podrían ser ciudades con mucha población, lo que nos daría una magnífica cobertura para escondernos entre las multitudes (como podría pasar fácilmente en Times Square). Otra gran posibilidad sería usar disfraces para pasar por zonas vigiladas o poder entrar en los edificios desde los que se acceden a las bases que ya hemos mencionado.

    Además, este nuevo ambiente urbano sería excelente para mejorar las secciones plataformeras, pudiendo usar las ventanas, los canalones y otros elementos modernos que harían que la escalada sea mucho más divertida y al mismo tiempo desafiante, al poder poner zonas que se derrumben por estar en mal estado, etc.

    Tecnología de verdad

    Al haber ciudades abiertas y bases super secretas, está claro que la tecnología tiene que estar a la última. Por un lado en las bases las cámaras de seguridad, las defensas láser, cerraduras electrónicas con contraseñas o cerrojos biométricos o las trampas de gas tendrían que estar a la orden del día. Así, al mismo tiempo se nos obligaría a ir con sigilo en lugar de ir siempre a saco como hemos podido hacer casi siempre en los anteriores.

    Pero esto también debería aplicarse las zonas urbanas abiertas, ya que podría suponer un gran reto tener que alejarnos de las cámaras que esté por la calle, no poder comunicarnos demasiado tiempo con nuestros contactos para que no localicen nuestras llamadas, etc. Así hasta el ir de un punto a otro del mapa sería más desafíante y mucho más emocionante.

    Garaje renovado

    En los dos primeros juegos, para movernos de ciudad en ciudad teníamos que recurrir a los caballos, que si bien se controlaban bien llegaba un momento en el que el cuerpo pedía un poco más de variedad en los desplazamientos. Por eso, al estar ambientado en la actualidad estaría genial que se pudieran usar coches de todo tipo, como deportivos, todoterrenos o incluso motos. Además, así se podrían añadir persecuciones por las calles de las ciudades, lo que daría lugar a momentos muy emocionantes y espectaculares.

    Pero no todo tiene que ser por tierra, ya que en Assassin’s Creed II la máquina voladora de DaVinci era un fantástico añadido. Si estuviera ambientado en la actualidad/futuro cercano esto podría ser sustituido por un jet-pack, lo que de nuevo podría dar pie a momentos muy cinematográficos.

    Estas son mis cinco ideas para que un futuro Assassin’s Creed ambientado en la actualidad sea increíble. Y vosotros Desconsolados, ¿cuáles son vuestras ideas?

    Entradas relacionadas:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *