¿Y yo cual elijo? – White Knight Chronicles vs Star Ocean The last hope vs Final Fantasy XIII

Empezamos en desconsolados, una nueva sección que hemos titulado como “¿Y yo cual elijo?”.

Como dice su nombre, intentaremos comparar varios títulos de un mismo género, o que compartan muchas similitudes con tal de ayudar a la gente que no quiera dejarse toda su economía en varios juegos que sean relativamente similares o simplemente para los que busquen lo mejor de una serie concreta de juegos.

Así empezamos nuestra sección, comparando uno de los géneros que menos habíamos visto en PS3 y de buena calidad: los JRPGs. Y para comparar tenemos 3 pesos pesados del género, que han visto la luz en un pequeño intervalo de tiempo, lo que ha eclipsado un poco la grandeza de los tres juegos que vamos a comparar hoy: Empezando con un RPG de aire japonés tradicional hasta la médula tenemos a White Knight Chronicles, en el que controlaremos a Leonard y su Caballero Blanco para rescatar a la princesa de nuestro reino que ha sido secuestrada por unos personajes maléficos; en el lado opuesto tenemos a Final Fantasy XIII, un JRPG que se aleja bastante a lo que nos tienen acostumbrados dándole un aire innovador que aun no estar perfilado del todo, nos deja un dulce sabor de boca; y para finalizar entre estos dos funcionando de puente entre lo tradicional y lo innovador, nos encontramos con Star Ocean The Last Hope International, en el que recorreremos el universo para conseguir encontrar un planeta habitable, después de haber dejado sin recursos nuestro planeta Tierra.

Cabe decir que en Xbox 360 solamente podremos disfrutar de estos dos últimos, pero merece la pena revisar el catálogo de JRPGs que nos podemos encontrar hoy en el mercado.

Empezaremos evaluando algo muy importante para un RPG, su historia, el argumento que nos tendrá que mantener al filo durante muchas horas. En WKC, nos encontramos un argumento algo trallado ya (chico protege a chica, chica es secuestrada, chico obtiene gran poder y va a rescatarla, visto por ejemplo en The Last Remnant), pero el hecho de ausencia del genero en PS3, y de lo bien tratado que ha estado la historia, con vueltas de argumento que no nos esperaremos, hacen que estemos delante de la pantalla esperando avanzar. Cuanto más avancemos, nuevos miembros se unirán a nuestro grupo para luchar contra los captores de la princesa por sus propios motivos personales.

El argumento en Star Ocean es algo más complicado: empezaremos teniendo como misión principal buscar un nuevo planeta para la supervivencia de la raza humana, que ha sufrido un gran bajón después de la Tercera Guerra Mundial, dejando el planeta al borde de la desaparición con el uso de armas nucleares y de destrucción masiva, así que deberemos encontrar un planeta que colonizar para salvar la especie; pero una vez emprendemos nuestro viaje, contaremos con varias misiones en cada planeta, pasando a notar que a veces nuestra misión pasa a un plano secundario, lo que puede perder un poco al jugador. Durante la historia iremos recogiendo nuevos miembros que se incorporarán a nuestra tripulación en la Calnus, nuestra nave.

El último de los argumentos a tratar es el de FFXIII, lo que parece algo muy extraño y azaroso al principio, se transformará en una trama oscura que se nos desvelará hacia la mitad del juego, aunque podremos ver pequeños trazos anteriores a ese momento desvelador mediante flashbacks; lo malo es que a partir de ese momento sabremos en gran parte cómo acabará el juego, a 4 capítulos del final (contando el juego con una totalidad de 13 capítulos) que queda compensado con la originalidad de la historia, aunque a veces algo previsible. En sí, deberemos descubrir cuál es nuestra misión como Lu’Cie que somos, tras ver una secuencia de imágenes, y llevarla a cabo; aunque desde el principio ya sabemos cuáles son los personajes que dispondremos, usaremos unos predeterminados hasta la mitad del juego donde ya podremos elegir nuestras propias formaciones.

Si otro elemento es importante en un RPG es su sistema de combate y desarrollo de sus personajes; y como no, los títulos que analizamos nos ofrecen una gran variedad:

Aunque cada uno cuenta con sus propios sistemas, hay algo que si comparten, y es que los enemigos pulularán por los escenarios libremente hasta que nosotros lleguemos para combatir o los esquivemos pasando de largo. Y quizá en eso el mejor de los tres sea WKC, el cual no tendrá ni un solo momento de carga entre el escenario y los combates, más que el tiempo que tardemos en desenfundar el arma. De nuevo White Knight Chronicles es el más tradicional, conservando el ya conocido combate por turnos, en que deberemos esperar hasta que se llene una barra circular para poder atacar al enemigo con la habilidad que tengamos seleccionada. Solamente podremos elegir las habilidades del personaje que controlemos, mientras que los otros funcionarán de manera automática controlados por una IA buena (característica que comparte con el resto de títulos); el número de habilidades es impresionante (50 aproximadamente, para cada clase de arma: espadas, magia blanca, magia negra, lanzas, arcos, hachas,…) y aun se agranda a más contando que podemos crear nuestros propios combos formados por hasta cinco habilidades “estándar”.

El desarrollo del personaje funciona por niveles: cada vez que subamos un nivel mediante la experiencia que ganamos al derrotar enemigos obtendremos unos puntos que podremos gastar en nuevas habilidades, mientras que nuestros atributos aumentarán automáticamente.

En Star Ocean cuando nos acercamos a un enemigo entramos en combate, y sufrimos un tiempo de carga, hasta que nos encontramos en una zona cerrada donde se produce el combate. Esta vez, dejamos de lado el combate por turnos para pasar a uno con mas acción, no deberemos esperar más tiempo que el que necesitemos para acercarnos al enemigo y asestarle el golpe, a continuación podemos volver a asestar otro, y así hasta acabar con su vida. También contamos con habilidades, que serán propias de cada personaje, y mejorables mediante puntos de habilidad que conseguimos también ganando niveles, y estos ganando experiencia en combate. Lo mejor, es que aunque también controlamos solo a un personaje, podemos cambiar de personaje durante la batalla a otro que nos convenga más, por ejemplo alguien que sepa el hechizo cura, si la situación es crítica.

Como ya hemos dicho, evolucionaremos mediante experiencia al derrotar enemigos, y al subir de nivel después de los combates, podremos ver los cambios producidos en nuestros atributos. Después podremos ir al menú de desarrollo y incrementar el nivel de nuestras habilidades con los puntos que hayamos obtenido al subir de nivel, o aprender nuevas, si contamos con los puntos suficientes. Cierto es que el número de habilidades es inferior al de WKC, pero hay un gran abanico de variedad (podremos aprender incluso fintas, que si las ejecutamos en el momento justo, podremos evitar el ataque enemigo y situarnos en su retaguardia para poder atacarle por la espalda haciendo mucho más daño que un ataque convencional).

Para terminar llegamos al sistema más diferente al que estamos acostumbrados (ojo, que diferente no es malo, al contrario), el de Final Fantasy XIII. El intento de Square Enix por innovar en su saga estrella ha tenido sus frutos: El combate mezcla la sensación de siempre con un nivel estratégico dando un buen resultado. Tendremos nuestra barra de turno que se extenderá a medida que avancemos en la historia, pudiendo realizar desde 3 ataques hasta 5 cuando estemos más desarrollados, pudiendo por eso atacar cuando queramos, guardando el trozo cargado de barra para la siguiente recarga. Las habilidades que tengamos disponibles en cada momento dependerán (aparte de lo desarrollados que estemos), del rol que llevemos a cabo en cada momento; podemos elegir entre Castigador (habilidades de corto alcance físico), Fulminador (habilidades de largo alcance mágicas), Sanador (habilidades curativas), Obstructor (habilidades negativas para el enemigo), Inspirador (habilidades de refuerzo para nosotros) o Protector (habilidades de defensa al grupo). Podemos cambiar de rol mientras combatimos, y es aquí donde nos encontramos el comentado nivel estratégico: decidir que rol usar en cada situación nos otorgará la victoria, pero una equivocación en el momento justo, hará que sea el enemigo quien nos abata sin piedad. De nuevo controlamos al líder del grupo seleccionable desde el menú, por lo que no podremos cambiar y si éste muere, perderemos el combate aun estando en perfectas condiciones el resto del grupo, por lo que protegerle deberá ser una de nuestras prioridades (al menos como gran novedad, si perdemos el combate podremos volver al momento exacto antes de entablarlo, lo que nos permitirá reajustar nuestras formaciones y volver al ataque, o alejarnos de la zona para mejorar nuestras habilidades antes de volver a luchar contra ese enemigo que se nos traba).

Y es que en FFXIII, los enemigos superarán de calle nuestra vitalidad: ¿Luchar contra un enemigo de 16 millones de vida, teniendo nosotros poco más de 20000 y ganar el combate en 3 minutos os puede parecer una locura? Ahora ya no, pues llegamos a otro punto estratégico del combate; contamos con una barra de aturdimiento para cada enemigo que al llenarse hará que nuestros ataques sean brutalmente más feroces que antes de llenarse, si a esto sumamos ciertas habilidades de apoyo a nuestro favor y algunas otras negativas en el enemigo, podemos sacar medio millón de vida tras cada carga de nuestra barra de ataques (es decir 5 ataques seguidos de nuestro personaje), pero el enemigo no estará esperándonos, así deberemos controlar nuestra vida, cambiar de rol en los momentos adecuados, para poder llegar a aturdirle sin que nos vaya la vida en ello, pues algunos enemigos si no son aturdidos, nos será tremendamente difícil alzarnos con la victoria.

Si todo el sistema de combate es nuevo, por otro lado el desarrollo de personajes recupera la esencia de Final Fantasy X: tendremos algo parecido a la tabla de esferas en la que usaremos los puntos obtenidos tras el combate para recorrerla, contando con una tabla (aunque ahora ya no es una tabla, sino que es en 3D) para cada rol, y cada rol con sus habilidades. Cierto es que perdemos la recompensa en forma de experiencia que siempre obteníamos de los monstruos, y se cambia por estos puntos de desarrollo (llamados Puntos Cristarium, pues es así como se llama esta tabla 3D), pero realmente sigue el mismo esquema. Así entonces perdemos también los niveles del personaje, el cual no subirá, para tener niveles de rol: cuanto más alto tengamos el nivel del rol, más nos costará desplazarnos por su tabla, pero más bonificación tendremos, y más fuertes serán las habilidades (Fulminador en la etapa 1 nos recompensará con VIT +20 o Electro, mientras que en sus últimas etapas encontraremos VIT +100 o Electro++).

Si hacemos una comparativa técnica, sin duda tenemos un claro vencido y un no tan claro vencedor: Star Ocean ha sido básicamente un port a PS3 (con sus modificaciones y aportaciones, cabe decir) pero en el nivel gráfico sigue la estela de su homólogo en 360 que ya fue lanzado hace un año, por lo que se nota que ya tiene su tiempo (remarcando con no es malo, solamente no está a la altura de los de hoy en día), especial mención eso sí a la recreación de las sombras en combate que da bastante pena.

Por otro lado, tenemos a FFXIII que nos ofrece un alarde de buen gusto en cada escenario, sea vegetación, sea tierra o arenisca, sean edificios, cualquier cosa es recreada perfectamente hasta el punto en que realmente es un placer pasear por sus mapas, los enemigos y también personajes llevados al extremo donde la calidad se aprecia a leguas. En este punto FFXIII no tiene negativo alguno.

Luego nos encontramos a WKC que se encuentra a caballo entre los dos citados, pero sin duda mucho más cerca de FFXIII que de Star Ocean. En cualquier momento podemos encontrar grandes escenarios, aunque no llega a asombrar tanto como FF. Mención especial también al equipo que llevemos en cada situación, me encanta el hecho de que según que llevemos equipado veremos nuestro personaje de una manera o de otra, cosa que los otros dos títulos no han recreado.

Lo que sí comparten es una buena banda sonora, adecuada a cada momento, aunque francamente se nota la ausencia de la mano de Nobuo Uematsu en FFXIII. Ninguno ha sido doblado, pero cuentan con traducciones perfectas (Star Ocean incluso cuenta con sus voces originales en japonés).

Antes de elegir alguno de ellos, tendréis que pensar qué es lo que buscáis: Si queréis probar algo nuevo, que aporte un aire fresco a los RPGs de vuestra estantería, FFXIII sin dudarlo un segundo, por lo contrario WKC o Star Ocean pueden ser vuestra elección; si por otro lado buscáis diversión online con los amigos, el único que os lo puede ofrecer es WKC y sus misiones cooperativas online (aunque la cantidad de misiones es elevada, solo contaremos con unos cuantos tipos, por lo que algunas misiones serán muy similares, pero con diferentes dificultades; eso sí Level 5 dijo que añadiría nuevas misiones en futuros DLC). Cualquiera será buena opción si buscáis una buena historia, que os mantenga al filo, y que os aporte horas y horas de juego.

En contra, tenemos poco a decir, pero para mí la ausencia de ciudades donde socializar con la gente, comprar nuestros objetos, curarnos en la posada, investigar y recoger todos los cofres en FFXIII es un punto bastante grave. Después del tiempo de desarrollo que han tenido para hacerlo; me ha parecido poco (aunque tenía el listón muy alto, y mis expectativas eran elevadísimas para esta entrega); pero poco más hay que añadir a ello.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Da igual la economia si eres un seguidor de este genero sin duda tienes que tener los 3 titulos. Vamos es lo que pienso hacer en cuanto me compre la play3 van los 3 en pack

  2. Ciertamente, no podria faltar ni uno de ellos en mi coleccion, Kyo!! Los tres son geniales de verdad! 😛

    Ya echaremos unos vicios cuando por fin la compres!! XD

  3. Muy bueno Jerry!! La verdad es que los JRPG no son mis juegos favoritos, pero les tendré que dar alguna oportunidad a los tres!

  4. Da igual la economia si eres un seguidor de este genero sin duda tienes que tener los 3 titulos. Vamos es lo que pienso hacer en cuanto me compre la play3 van los 3 en pack

    como yo jejeje tengo los tres mas el Resonance of fate 😉

  5. Por sierto jerry por q no pusiste resonance of fate en esta seccion, no por q no lo tengas no deve d estar XD

  6. Por sierto jerry por q no pusiste resonance of fate en esta seccion, no por q no lo tengas no deve d estar XD

    Si no lo tengo y no se cómo es al jugarlo, no puedo compararlo… lo siento!
    Si eso intentare alquilarlo si lo veo por ahí, para añadirlo a la comparación!!

  7. Venga me has convencido … voy a ponerme con el FFXIII X’D que lo tengo muertito de risa y solo he visto la intro. Respecto al catalogo de XBOX como originales propios así de pronto me viene Last Odyssey o el Blue Dragon demostrando que se puede tener un RPG integramente doblado y traducido al español, lastima que sea lentillo.

    Otro problemilla en XBOX con este genero es el multidisco personalemente lo odio X’D por eso soy un pelin vago para jugarlos

    PD: Espero próximas entregas de esta sección 😀

  8. Claro que si!! Es muy bueno de verdad!! Seguro que te gusta!! 😉

    Y si, espero hacer más cuando encuentre juegos que comparar! XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *