Sacando del olvido: Crash Bandicoot

    Tras unas semanitas dejando la sección inactiva volvemos a la carga con Sacando del olvido, en su segunda parte de una trilogía enfocada a los plataformas. En esta ocasión nos centraremos en el conocidísimo Crash Bandicoot. El origen de este personaje se remonta a cuando nació Playstation, y es que Sony buscaba una mascota que hiciera frente a Mario Bros de Nintendo y a Sonic de SEGA, y los chicos de Naughty Dog se lo sirvieron en bandeja de plata.

    Así que con la idea de convertirse en el referente plataformero de la consola (que en aquella época era uno de los géneros más populares y de calidad) se sacaron de la manga una maravillosa franquicia que empezó de una forma increíble, pero que con el paso generacional fue perdiendo fuelle… ¡Así que adentrémonos en la historia de este loco marsupial!

    La época dorada en PSX

    En 1996 el primer Crash Bandicoot salió a la venta, y aunque parecía que nadie podía hacer frente a las mascotas de la competencia, poco a poco Crash fue ganando seguidores, eso que la premisa del título es bien simple. Nosotros controlamos a Crash Bandicoot, un marsupial genéticamente modificado por el doctor Neo Cortex, que pretende dominar el mundo gracias a ellos. Sin embargo, Crash es considerado un experimento fallido por su falta de inteligencia y Cortex pretende eliminarlo.  Por supuesto, Crash va a ir en contra del malvado doctor, y en su misión le ayudará la máscara Aku-Aku.

    Bajo esta sencilla, pero divertida historia se escondía un plataformas sencillo en su mecánica pero tremendamente adictivo. Básicamente, todo lo que hacíamos en el juego era avanzar de forma lateral o hacia delante por un pasillo mientras recogíamos manzanas y esquivábamos a todos los enemigos y obstáculos que encontrábamos. Sin embargo, la magia de los desarrolladores hacía que nunca nos cansáramos de esto, ya que se añadían más y más peligros, como fases en las que huíamos de una roca gigante al más puro estilo “Indiana Jones” u otros niveles en los que controlábamos un jabalí.

    Tal fue el éxito de esta entrega que al año siguiente salió a la venta Crash Bandicoot 2: La Venganza de Cortex. En esta ocasión se eliminaba el ir de forma más o menos lineal por una isla, para cambiarlo por una sala teletransportadora desde la que accedíamos a los niveles. La historia en esta ocasión volvía a mostrarnos a Cortex intentando dominar el mundo, pero esta vez parecía todo lo contrario al hacernos pensar que los cristales que nos ordenaba recoger de cada fase eran la única salvación del mundo.

    En el aspecto jugable no nos encontrábamos con grandes novedades, pero sí con un mayor nivel de calidad en todos los aspectos y muchos otros escenarios en los que girar rompiendo cajas, recoger manzanas y esquivar a los malos. De hecho, el tema de los enemigos y las muertes de Crash empezó a ser, por lo menos para mí, todo un recital de risas por las múltiples formas que en esta secuela se habían añadido para las animaciones de la muerte de Crash, ya que en la anterior entrega casi siempre se mostraba al personaje derrumbarse en una pantalla negra.

    De nuevo el juego fue todo un éxito, lo que propició que al año siguiente apareciera Crash Bandicoot: Warped. De nuevo, la historia iba sobre Cortex tratando de dominar el mundo, pero esta vez contaba con la ayuda de Uka-Uka, la máscara malvada contraria a Aku-Aku.

    Como era de esperar, la jugabilidad no se modificó, ya que si algo funcionaba tan bien, ¿para qué cambiarlo? Sin embargo, ésta fue la entrega en la que más novedades se añadieron. Por un lado ahora había fases en las que controlábamos a Coco, la hermana lista de Crash. Además, hicieron acto de presencia niveles completamente en 3D, con un espacio abierto y detallado, como cuando controlábamos un avión o la moto acuática de Coco. Por lo demás todo se mantenía igual, a excepción de alguna fase submarina y más vehículos/animales que pilotábamos.

    Pero de nuevo, lo que realmente me gustaba y me hacía reír eran las animaciones de las muertes de Crash, y es que en Warped la saga llegó a lo más alto en este aspecto. Por ejemplo, si nos cortaban en dos la parte de arriba se quedaba flotando mientras que la de abajo se iba sola, si nos golpeaban en dirección a la pantalla nos quedábamos pegados a la cámara, y así con montones de ejemplos más. Sencillamente todo esto, junto a los variados mundos, hizo que cada nivel y cada muerte fuera sinónimo de diversión.

    Cómo no, el juego volvió a ser un éxito, y al año siguiente salió otra entrega de la saga, pero esta vez en otro género distinto. Hablamos de Crash Team Racing, el último juego desarrollado por Naughty Dog y que se convirtió por méritos propios en el mejor juego de karts de Playstation, y un más que digno rival para hasta entonces todopoderoso Mario Kart.

    En este juego se daban cita todos los personajes de la saga, ya sean héroes (Crash y Coco) como los numerosos villanos a los que se enfrentaban (Cortex, N.Gin, Tiny Tiger, Dingodile, etc) para participar en un campeonato de velocidad en el que el premio eran los tan preciados cristales de poder. En la jugabilidad el título seguía las normas del género de karts, por lo que había multitud de armas, el turbo estaba a la orden del día y los circuitos tenían un magnífico diseño.

    Tras estas geniales cuatro entregas de la saga, Naughty Dog se deshizo de la franquicia y otros desarrolladores empezaron a hacer juegos de Crash, lo que da comienzo a la siguiente etapa de esta historia…

    El adiós de Naughty Dog y el inicio de la decadencia

    A pesar de que los desarrolladores originales dejaran la franquicia, Sony la siguió exprimiendo con Crash Bash, un party game desarrollado por Eurocom y que salió a la venta en el 2000. A pesar de que parecía extraño que el juego fuera bueno, la verdad es que lograba entretener gracias a sus divertidos y variados minijuegos, pero lo que realmente queríamos era una nueva entrega de verdad.

    Y es lo que conseguimos en el año 2001 gracias a Traveller’s Tale, que lanzaron Crash Bandicoot: La Vengaza de Cortex. La historia volvía a ser la de siempre, siendo esta vez el crear un Súper Bandicoot el modo de conseguirlo. esta entrega salió para PS2, Xbox y GameCube, y en un principio tenía todo para ser una maravilla: diversión, gráficos espectaculares y la jugabilidad de siempre.

    ¿Y dónde fallaba? Básicamente en que tras tres años sin una entrega principal, las novedades eran nulas y eso no gustó demasiado. Para colmo, la magia de la saga empezaba a desaparecer, y aunque era más de lo mismo, esta vez no era todo tan bueno como antaño.

    Como la franquicia ya no era propiedad de Sony, la saga ya no era exclusiva de Playstation, por lo que la saga se expandió a todas las consolas, e incluso a las portátiles. Y así llegaron en 2002 y 2003 Crash Bandicoot XS y Cras Bandicoot 2: N-Tranced a GameBoy Advances. Las dos entregas, desarrolladas por Vicarious Vision representaban todo lo bueno de la saga, y ciertamente fueron los dos mejores juegos de esta etapa gracias a algunos momentos tan divertidos como huir de un tiburón mientras estamos enganchados a una tabla y escuchamos la música de “Tiburón” cuando se nos va acercando.

    En el 2003 el mismo equipo desarrollador nos trajo Crash Nitro Kart, que intentaría hacer de secuela del exitoso Crash Team Racing, pero los resultados fueron muchísmo peores. Y es que no solo fallaba el diseño de los niveles, sino que no había ni profundidad en la jugabilidad ni nada que atrayera al usuario, lo cual dejó muy tocada a esta entrega, que se quedó únicamente como un juego recomendado a los más acérrimos del género y del personaje.

    En el 2004 los chicos de Vicarious Vision volvieron a la carga en GameBoy Advanced con Crash Fusión, juego que mezclaba los universos de Crash y de Spyro mezclando las plataformas, y sobre todo, los minijuegos. Esta entrega no tuvo tan buena acogida como las otras dos de la portátil, y ya supuso el fin de la saga en esta consola.

    Por suerte ese mismo año Traveller’s Tale nos trajo Crash Twinsanity, entrega que parecía poner a la saga por buen camino. Este juego volvía a ser un plataformas, pero tenía la novedad de que Crash y Cortex estaban unidos de la mano y tenían que cooperar para poder salvar el mundo de unos alienígenas. ¿Y por qué parecía ser que la mala racha se iba a acabar? Pues bien, el espíritu del juego era el de antes, pero gracias a las novedades jugables y las variadas situaciones a las que nos enfrentábamos hacían que no paráramos de reír. Además el argumento mejoró bastante y se habían hecho todo mucho más cómico, lo que garantizaba las risas en todas las escenas de vídeo.

    Sin embargo la mala cámara, algunos problemas en el ajuste de los saltos y la facilidad de los combates y del título en general lastraron el juego, pero que parecía iba por el buen camino para devolver al personaje a lo más alto como en PSX.

    Por desgracia la franquicia volvió a cambiar de manos y toda esta esperanza casi desapareció. El siguiente juego de la saga en aparecer fue Crash Tag Team Racing, en el 2005. En este título (desarrollado por Sierra Entertainment) se volvía al género de los karts, pero por suerte había jugosas novedades. La principal era la posibilidad de fusionar en mitad de la carrera nuestro coche con el de otro rival, para así dividir las tareas entre conducir y disparar a los demás. Así se ampliaba la oferta jugable, aunque por desgracia a la larga llegaba a mantenerse igual por falta de modos. Sin embargo, uno de los mayores aciertos fue que en el modo Historia tuviéramos un parque entero para explorar mediante secciones plataformeras, dividiendo así la parte de conducción y la de exploración. Por desgracia esta última parte tampoco se libraba de los fallos (la cámara era espantosa) y el resultado general era el de un buen juego con buenas ideas, pero que podría haber sido mucho mejor.

    El último título de esta etapa fue Crash Boom Bang!, que salió en 2006 para Nintendo DS y era el primer juego desarrollado por un equipo japonés (Dimps). Esta entrega básicamente era una continuación de Crash Bash,por lo que de nuevo pasó sin pena ni gloria.

    Un nuevo enfoque

    Los chicos de Radical Entertainment se dieron cuenta de que necesitaban dar un nuevo estilo a la saga si querían volver a tener éxito, y bajo esta premisa salió a la venta Crash: Lucha de Titanes en el 2007. Esta nueva entrega era completamente diferente a las anteriores: Crash tenía un aspecto mucho más moderno y juvenil, la historia era completamente de humor llena de parodias y chistes fáciles, y mucho más importante, la jugabilidad ya no radicaba en las plataformas principalmente.

    El subtítulo de “Lucha de Titanes” hace referencia a los nuevos seres que hacen acto de presencia a partir de ahora, y es que el doctor Cortex ahora pretende crear titanes para derrotar a Crash y dominar el mundo. Por suerte ahora Crash puede dar puñetazos y realizar combos, para así atontar a sus oponentes y poder dominarlos con la ayuda de Aku-Aku. Así, dependiendo del titán que se controle teníamos diferentes habilidades.

    Este planteamiento parecía sólido, pero como casi siempre estábamos combatiendo ni los diferentes titanes hacían que el juego cayera en la monotonía. Y es que ni las plataformas parecían darle demasiada vidilla al desarrollo, lo que lo dejó como una buena introducción para un nuevo enfoque de la saga prometedor.

    Sin embargo, la siguiente entrega de la saga con esta jugabilidad salió al año siguiente con el sobrenombre de Mind Over Mutant. De nuevo el planteamiento se repetía, y los fallos también. Como antes, lo que se salvaba era el divertido argumento y la inclusión de un modo cooperativo, porque lo demás era prácticamente igual si exceptúamos algún monstruo que otro.

    Y así llegamos a la actualidad, con ningún título de la franquicia en el horizonte ni nada, y es una pena, porque echando la vista hacia atrás se puede ver cómo en PSX la jugabilidad era sencilla y adictiva, pero con el paso del tiempo y de los desarrolladores la chispa se fue perdiendo hasta quedarse en un correcto plataformas y nada más.

    Esperemos que dentro de poco algún equipo que adore a este personaje le dé el reflote que tanto necesita y se merece, porque sería una auténtica gozada volver a disfrutar de Crash en la nueva generación con su  diversión y variedad, para así volver a tener entre nosotros a uno de los personajes más entrañables de los videojuegos.

    Entradas relacionadas:

    Comentarios

    1. Y tanto!! Era genial! La verdad es que los de conducción no me convencieron demasiado pero los de plataformas fueron increíbles

    2. La verdad es que de los de conducción el único bueno fue el que hicieron Naughty Dog, pero luego el resto… mejor ni hablar de ellos

    3. El CTR es el mejor juego de karts que existe :D. Los Crash son geniales ^^. Quizás para mi el Crash Bash lo seguiría metiendo en los buenos, pero si, después bajó el nivel.

    4. Sí, el Crash Bash era divertido, pero lo puse en la segunda etapa porque ya no estaba desarrollado por Naughty Dog, ya que su marcha fue el factor detonante de que la calidad descendiera.
      Y en lo del CTR te doy toda la razón!

    5. Era un juego genial, con decir que hasta mi madre y mi hermana mayor se pusieron a jugar al Crash, las cuales siempre pensaban que la psx era la maquina tonta… XD desde entonces apreciaron lo bueno de las consolas.

      Para mi el crash bandicoot 3 era le mejor juego de plataformas de psx, la diversion y addiccion que me creaba eran impresionantes.

    6. yo jugue toda mi vida al crash , desde q tengo memoria, incluso creoq fue el primer videojuego q jugue los primeros cuatro pusieron a crash arriba de todo pero en crash bash descendio en caida libre
      el twinsanity tambien me encanto xq querian volver a los principios
      y encontre en youtube q 2010 puede haber otro crash pero seria la tercera parte de lucha de titanes

    7. yo siento que la saga de Radical Entertainment se a esforsado porq un videojuego noes muy facil que hacer pero alguien que se vuelva a interesar en crash bandicoot se dara cuenta de que si son los verdaderos locos por crash se volvera como la saga de Naughty Dog interesada y loca por crash no despreciare los juegos por que es crash pero quisiera que volviera a ser la locura de antes crash bandicoot

    8. y no solo eso sino el comportamiento malefico del dr cotex en los nuevos crash es totalmete ridiculo y patetico e de decir que no entiendo porque no salen otros personajes como ripper roo koala kong pintripe potoorroo o dingodile en la nueva trilogia de crash ojala volviera el peludo de nauty dog como es devido

    9. rayos como me gustaba CTR era una fregoneria!, peroo, el CTTR no fue tan bueno por eso de que se combinaban como locos, deberían sacar uno como el CTR pero mas chido, no mas gacho, aparte que pongan los personajes de antes como el cocodrilo, polar, pura, tiny tigger y los demas!

    10. Cuando este juego salio fue buenisimo pero al pasar el tiempo en lugar de mejorarlo lo hicieron hecharse a perder tanto asi los dos ultimos fuegos fueron malos yo prefero los juegos de ps1 y algunos pero no igual de ps2 como twinsanity o CNK espero que llegen a mejorar y sino que no lo saquen mas lastima pero seria mejor

    11. yo pienso que talvez si por lo menos sacaran crash 1,2,3 para la cualquer consola sin cambiarle nada seria uno de los juegos mas vendidos espero q naughty dog saque otro juego

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *