Para una exposición sobre videojuegos que montan en Barcelona y les sale el tiro por la culata

    En Barcelona, en concreto en el Arts Santa Mònica situado en la Rambla 7 (muy cerca de la estátua de Colon), han inaugurado la exposición “Sociedades Virtuales – Gamer´s Edition”. Según el panfleto que anuncia la exposición se trata de “un recorrido reflexivo por las fronteras entre realidad y virtualidad, juego e interacción social, creatividad y comunicación”. La entrada es gratuita así que aquel que quiera pasarse puede ir y comprobar que realmente es una exposición, pero que vende mucho más con el título que con lo que allí nos encontramos.

    La exposición intenta enseñar al observador como el hombre ha pasado de jugar en tableros tipo Warhammer a tener nuestro propio avatar en juegos como World of Warcraft o programas como Second Life. Todo ello pasando por juegos de estrategia y rol como SimCity, Spore, Fable hasta llegar a lo más moderno, Eye Pet y The Wheelman. La idea y el concepto es bueno, pero la realización a mi entender es mala.

    Nada más entrar está la sección ‘Del Plomo al Píxel’, dónde nos encontramos con unos tableros de juegos de Warhammer y Dungeons & Dragons y como esto ha derivado en los juegos de estrategia de PC. Pasamos a la sección ‘Deus ex avatar’ dónde únicamente se nos explica de dónde proviene la palabra Avatar. Aquí nos encontramos con un ordenador que no funciona y un vídeo de SimCity. Al fondo escuchamos un vídeo de como alguien está explicando como realizar un personaje en Spore.

    Giramos de nuevo otra esquina, estamos ahora en la sección ‘Universos persistentes’ dónde se proyectan vídeos de varios lugares como Second Life. Hemos recorrido casi la mitad de la exposición y vemos que algo falla. Si quieres información tienes que acercarte a unos paneles iluminados que hay en la pared dónde te explican el videojuego o el creador de alguno de ellos que se exponen en la sala. Echo en falta alguna proyección en nuestro idioma, algo que no sólo entendamos los jugones, ya que fui con otra persona y no se enteraba prácticamente de nada. He de confesar que a mi me costó lo suyo y únicamente flipaba con lo excasa e insuficiente que me parecía la exposición.

    Continuamos viendo alguna proyección de algún juego más, de nuevo doblamos la esquina para llegar a la última sección “Siniestros Digitales”. En ella nos encontramos con que podemos jugar a Eye Pet y The Wheelman, comprobar que dónde acaba la realidad empieza la ficción en el caso de una mascota o en el caso de jugar en una ciudad en la que podemos reconocer plazas, calles, monumentos y lugares. Para finalizar con los despropositos tenemos unas gafas de visión noctunra de Modern Warfare 2 (¿ Esto que pinta aquí ?) y lo peor de lo peor estaba por llegar, aunque quizás esto a alguien le guste. Resulta que al final podemos oler algunos juegos, entre ellos: FIFA 10 (huele a hierba), GTA IV (huele a humo o podrido), Resident Evil (huele a muerto) o Zelda (este ya ni me acuerdo) entre otros. Vamos que salí de allí con una mala leche por encontrarme con una exposición que me defraudó y un mal gusto en la gargata por el olor que inhalé que pa qué.

    Si estás por la zona o vives en Barcelona puedes pasar a visitar la exposición hasta el día 11 de abril y comprobarlo por ti mismo. Exposiciones como esta deberían tener algo más de apoyo institucional y si es preciso pagar por ella también, no por esta, claro. Desde Desconsolados nos gustaría apoyar e invitar a la gente a que acudiese a esta sala de exposición u otras para que la cultura de los videojuegos llegue lo más lejos posible, pero ejemplos como este la verdad que no ayudan.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *