Impresiones de Jak and Daxter: The Lost Frontier

Desde el jueves ya está disponible la demo de Jak and Daxter: The Lost Frontier en el Store americano, y como fan acérrimo a la saga y a las plataformas en general aquí os traigo nuestras impresiones.

Lo primero, aclarar que la versión de prueba está completamente en español, y que bien puede hacerse pasar por el juego entero dado su duración (unos 30 minutos) y que crea un archivo de guardado idéntico al de cualquier juego que compréis en las tiendas. Esto hace pensar que se podrá continuar nuestra aventura desde el último tramo de la demo, algo que comprobaremos pronto porque personalmente me haré con la versión americana del juego sabiendo que está en español y sale con un mes de adelanto malditos yankis.

Algo que no suele pasar últimamente en las demostraciones es que nos muestren muchas posibilidades del título en cuestión, y simplemente muestren lo más comercial para atraer a un gran número de jugadores. Por suerte, este no es el caso aquí, ya que nos encontramos con tres variantes en la jugabilidad, y todas muestran una excelente calidad.

Como antes hemos dicho, la demo nos muestra los primeros compases de la nueva aventura de este dúo creado por Naughty Dog, que esta vez ceden el relevo a High Impact Games (desarrolladores de las dos excelentes aventuras portátiles de Ratchet & Clank). Como seguramente sabréis, la compañía original creó una trilogía que quedó completamente cerrada, por lo que este nuevo capítulo no tiene nada que ver con los anteriores, o al menos eso parece.

En esta ocasión, Jak, Daxter y Keira han viajado al fin del mundo para encontrar una fuente alternativa de eco, que se está acabando y por tanto está habiendo grandes problemas por todo el mundo, tanto climáticos como sociales. No hablaremos más del argumento porque ya nos centraremos en él cuando realicemos el análisis, aunque ya os decimos que afortunadamente el humor de la saga sigue intacto, y los personajes siguen siendo igual de carismáticos.

La primera parte de la demostración sirve para hacernos con los controles plataformeros de Jak, mientras eliminamos cuerpo a cuerpo a unos pocos enemigos con un arma que Keira nos ha proporcionado, y a la que se pueden aplicar modificaciones para que dispare. Tras unos pocos saltos sencillitos y unos rivales que muerden el polvo sin ningún problema saltamos al aire en nuestra nave, para lo que parece será una gran novedad de peso en la jugabilidad.

La batalla aérea que tendremos que librar será muy fácil, y nos servirá de tutorial para lo que suponemos serán misiones en la nave mucho más peligrosas y arriesgadas. Sin embargo, el primer contacto nos ha parecido muy bueno, ya que el control es sencillo y responde a la perfección.

Tras esto pasaremos a una ciudad flotante en la que nos encontramos con diferentes retos para encontrar una esfera precursora en el escenario dentro de un tiempo concreto, y con la única pista de la visualización de nuestro premio. La verdad es que son muy desafiantes, pero que enganchan y nos costará parar hasta encontrar todas.

Después de comprobar cómo funciona el sistema de mejoras, con el uso de eco oscuro como moneda de cambio para que Keira lo transforme en eco de otro color y que nos dé más habilidades, pasamos a una prueba en la que accedemos a la primera arma: el bláster.

Los que jugasteis a las dos entregas anteriores ya conoceréis el arma, por lo que no tendréis ningún problema. El circuito que tenemos que completar se divide en fases de tiro al blano y otras un poco más plataformeras. En cada una de ellas iremos obteniendo una puntuación, que nos dará alguna medalla, y así un premio cada vez más valioso (eco oscuro, eco y esferas precursoras, etc).

Cuando acabemos esta parte, pasaremos a otra novedad en el juego: Daxter oscuro. Así es, a nuestro peludo amigo le tocan fases en las que un alter ego más violento, feo y fuerte aparece en escena por el eco oscuro. Esta fase tiene un avance lateral, y mientras nos enfrentamos a mutantes y resolvemos pequeños (y sencillísimos) puzzles vamos rellenando huecos en el escenario con la telaraña de las arañas mutantes para poder continuar (este Daxter no puede saltar). La verdad es que al principio puede parecer un pelín simple, pero es tremendamente divertida, y más si escuchamos constantemente los comentarios de un Daxter casi descererado por completo.

El apartado gráfico del título vuelve a estar a gran altura en PSP (no sabemos cómo lucirá en Playstation 2), ya que los personajes están muy bien modelados  y mantienen el mismo estilo que tanto gustó, mientras que los escenarios tienen un gran colorido. Siendo un juego de Sony, el apartado sonoro suele estar a un gran nivel, y de momento parece que cumple con creces al encontrarnos con las mismas voces para los protagonistas, lo cual es de agradecer.

Por tanto, Jak and Daxter: The Lost Frontier tiene una pinta estupenda al añadir suculentas novedades al mismo tiempo que mantiene la jugabilidad de siempre. Además, el humor vuelve a estar a la altura, por lo que los fans de la saga no deberían preocuparse en este aspecto. Con todo esto, nuestras ganas de volver a controlar este dúo han vuelto a aumentar, y tened por seguro que aquí podréis leer si vuelven a ofrecernos una calidad sublime o es todo una cortina de humo (aunque lo dudo).

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. me parece bien tu pagína lo k no me gusta es el cambio d look d jak la perilla le kedaba bien pero el juego es la ostia, lo recomiendo a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *