Asistimos a la presentación de Los Sims 3: Trotamundos

Franquicias exitosas hay muchas. Algunos ejemplos son Grand Theft Auto, Call of Duty o Guitar Hero. Sin embargo, pocas consiguen una comunidad tan numerosa y fiel como lo ha hecho Los Sims, que año tras año, entrega tras entrega y expansión tras expansión demuestran todo su apoyo convirtiendo a esta saga en una de las más vendidas de todo el planeta.

Con el estreno este verano de Los Sims 3 y el uso de las microtransiciones para comprar nuevos elementos, junto a la posibilidad de compartir de forma online los objetos creados, se pensó que las expansiones menores iban a estar acabadas. Por este motivo, el anuncio por parte de Electronic Arts de Trotamundos sorprendió ligeramente, ya que no podía ser igual que las anteriores.

Por esta razón, Electronic Arts nos invitó el pasado 1 de octubre a sus oficinas para ver todas la novedades de esta expansión, para que así nos diéramos cuenta de todo el esfuerzo que están poniendo en el título y observáramos de primera cómo puede evolucionar la saga con unas buenas ideas.

El título de Trotamundos no ha sido elegido al azar, sino que define muy bien nuestra actividad principal en la expansión: viajar. Así es, ahora podremos visitar diferentes partes del mundo. En esta ocasión se trata de Egipto, París y China.

La encargada de mostrarnos todos los entresijos de Egipto y una pequeña parte de China fue Azure Bowie, la productora del juego.

Si en toda la saga nuestro objetivo era vivir una vida y cumplir ciertas aspiraciones, ahora podremos vivir aventuras típicas de “Indiana Jones” y demás películas similares. Esto es así porque nuestra tarea en cada una de las localizaciones será encontrar los mayores tesoros del mundo.

Así es, el nuevo objetivo para los Sims es encontrar tesoros perdidos. Sin embargo, nada es tan fácil como parece. Para empezar, nuestro primer enemigo es el tiempo, ya que no podemos estar todo el tiempo que queramos en una localización, sino que un indicador (algo así como nuestra cuenta corriente) se va gastando conforme van pasando los días, y hemos de decir que al principio no estaremos demasiado tiempo en una de estas exóticas localizaciones.

Pero no os preocupéis, que si tenéis dinero suficiente podréis comprar casas en los diferentes mapas, lo cual os dará muchísimo más tiempo y libertad que si vamos como turistas.

Una vez superada la barrera del tiempo toca explorar. Lo mejor es ir preguntando a los numerosos Sims de las ciudades y del campamento en el que nos encontramos, ya que nos darán valiosa información y nos mandarán misiones en las cuales tendremos que meternos en las tumbas mejor ocultas.

Y este es el aspecto más interesante de Los Sims 3: Trotamundos. Cada una de las tumbas será única y estará llenos de elementos ocultos que irán desde pasadizos secretos a tesoros escondidos. Para encontrarlos tendremos que estar muy atentos a todos los elementos que destaquen del escenario, ya que el más mínimo objeto nos llevará a nuestro objetivo.

Sin embargo, como en toda buena tumba perdida, nos encontraremos con muchos peligros y retos que pondrán en peligro a nuestro Sim. Los más destacables serán las llamaradas que saltarán cuando activemos ciertos mecanismos, e incluso momias peligrosas que no se llevan muy bien con los personajes creados por Wil Wright. Tanto es así que si nos ven nos podrán desde maldecir a pelearse con nosotros.

Sin embargo, los Sims son capaces de superar cualquier barrera, por lo que con bastante tiempo y buenas relaciones sociales podremos hasta hacernos amigos de las momias, con lo cómico que resultaría tener a este “no muerto” en nuestra lista de contactos para que nos visite a placer.

Como podéis ver, esta parte de Los Sims 3: Trotamundos tiene más pinta de aventura gráfica que de género social, así que cualquiera puede pensar que la saga ha perdido su esencia. Pues nada más lejos de la realidad, ya que la exploración de tumbas es tan solo un elemento de esta prometedora expansión.

La actividad que más gustará será la creación de tumbas, que podremos intercambiar mediante la conexión online a los servidores de Electronic Arts. De esta forma se quiere crear una gran comunidad alrededor de este aspecto del título.

Otra buena manera de pasar el tiempo es conocer a los diferentes Sims de cada una de las zonas del planeta, pudiendo llegar a crear lazos sentimentales o simplemente hacernos nuevos amigos. Además, habrá diferentes mercados donde podremos comprar objetos únicos que nos servirán para desbloquear tesoros, o simplemente divertirnos.

Para estar al día de todos los secretos encontrados, el número de veces que hemos sido derrotados por una momia o que nos hemos quedado en llamas estarán enmarcados en un diario. En este nuevo menú nos encontraremos con todas nuestras estadísticas durante la partida. Como la saga de Los Sims siempre ha estado englobada bajo el contexto de una gran comunidad de jugadores, tendremos a nuestra disposición la posibilidad de comparar nuestras estadísticas con nuestros amigos, y así tener unos pequeños piques amistosos que aumentarán nuestras ganas de explorar.

Hablando de esto último, hasta ahora nos habíamos centrado en Egipto, con todas sus trampas y parajes desérticos. Pues bien, no penséis que los otros dos escenarios serán así todo el tiempo, ya que cada uno tiene sus peculiaridades. Por ejemplo, en la zona de las pirámides la exploración de tumbas será lo primordial, mientras que en China será algo muy importante el aprendizaje de las artes marciales.

Y esta es otra de las novedades principales de esta expansión. Si en las anteriores entregas todas las habilidades de nuestros Sims estaban basadas en el arte, o en cosas mucho más cotidianas, ahora podrán aprender artes marciales en China (es el único lugar donde se pueden obtener estas aptitudes). ¿Y para qué sirve? Pues depende del nivel de habilidad. En los niveles más bajos será algo casi sin ningún valor, pero si nos preocupamos en entrenar podremos descubrir nuevos pasadizos en diferentes partes del mundo al romper rocas con nuestro cuerpo, defendernos de las momias para que dejen de ser un incordio o participar en campeonatos de artes marciales organizados en el país del Sol Naciente.

Si con todo esto no os ha gustado China no os desaniméis, porque todavía hay mucho más. La exploración de tumbas de Egipto sigue estando presente (aunque en menor medida), y en el mercado nos encontraremos con elementos completamente característicos de la zona, como los famosos fuegos artificiales. Si poseemos este objeto de ensueño podremos asistir a un espectáculo precioso, donde los buenos efectos de luces del juego saldrán a relucir.

Por tanto, Los Sims 3: Trotamundos tiene una pinta excelente, y es una sorpresa como expansión, ya que la mayoría se centran en añadir elementos decorativos y no en auténticas novedades jugables. Además, la localización de los tres mapas (sin todavía haber visto París) está muy trabajada, y no solo en el aspecto gráfico, sino también en la música, ropa de los habitantes, etc.

Así que si os habéis enganchado este verano a Los Sims 3 y además siempre os habéis preguntado cómo vivirían auténticas aventuras estos simpáticos personajes no os podéis perder esta lograda expansión, que llegará a las tiendas este mismo mes de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *