Impresiones: Trine

El Reino era feliz y próspero hasta que su Rey murió sin descendencia. El caos y las tinieblas hundieron el territorio y cientos de muertos fueron despertados. El Reino sucumbió al ejército de aquellos que pasaron a mejor vida. Hasta que un día, en la Academia Astral, una ágil ladrona, un mago inteligente y un guerrero feroz ansioso por luchar contra las hordas enemigas encuentran un cristal mágico en el que quedan atrapados y cautivados, uniéndose sus almas.

Así empieza la historia fantástica de Trine, el juego de plataformas desarrollado por la compañía finlandesa FrozenByte, y que se puede encontrar para PS3 (via PSN) y para PC (un port para Xbox360 está en desarrollo). Este es uno de los juegos que impactaron en el pasado E3 y cuya versión para PS3 fue aplazada en el último momento, pasando de Julio a Setiembre.

Hemos estado dándole caña a la versión de PS3 para hacernos una buena idea del juego, así que si quéreis saber de que va (incluyendo un video) y si vale la pena, seguid leyendo.

Trine es un juego de plataformas, cuyo objetivo es… llegar al final del nivel. Eso si, lo primero que nos sorprenderá es la gran belleza y ambientación de los escenarios. La atmosfera fantástica, trabajada hasta el mínimo detalle, consigue darle al juego un toque muy especial y hace que entremos de lleno en el mundo de Trine. La iluminación es tremenda. Los artistas detrás del diseño gráfico merecen mi más profunda admiración.

El personaje que controlamos puede intercambiarse entre guerrero, mago y ladrona siempre que lo deseemos. Cada caracter tiene unas habilidades especiales. El guerrero es el luchador, la ladrona tiene un arco y un gancho para colgarse por ahí, y el mago puede hacer invocaciones creando objetos de la nada para ayudarnos a avanzar. Esqueletos, murciélagos y varios enemigos más, incluyendo algunos grandes y pesados, se interpondrán en nuestro camino. Podemos ser muy creativos en la manera de resolver los diferentes retos que senos van planteando, como podéis ver en el video siguiente.

Con tres mandos, pueden llegar a jugar tres personas a la vez en una misma máquina y cada uno adoptando a uno de los personajes. Esto le da más profundidad al juego, especialmente cuando hay que organizarse entre todos para superar un determinado obstáculo. Ya os digo que hay discusión asegurada… Eso sí, no hay modalidad online, que aunque no la necesite, podría ser un factor añadido para poder cooperar a través de internet y derrotar al ejercito de los muertos.

Los elementos del escenario están sujetos a un motor físico que nos permitirá una gran creatividad, como se puede ver en el video anterior. Podemos superar barrancos ya sea saltando por encima o creando pasarelas. Podemos derrotar enemigos a golpe de espada, invocando una caja sobre sus cabezas o lanzándolos al vacío.

Cada cierto tiempo cruzamos “checkpoints” o puntos en los que se graba nuestra partida. Si alguno de nuestros personajes ha muerto durante el tramo anterior, en este punto es resucitado. Si perdemos a los tres personajes en un determinado tramo del juego, renaceremos en el anterior punto de salvación. A medida que vamos avanzando en el juego, iremos encontrando cofres (ojo, algunos están bien escondidos) que contienen objetos mágicos para mejorar los atributos de nuestros personajes. Además, irán aumentando de nivel con la experiencia, consiguiendo nuevas habilidades.

Aunque su precio de 20 euros es elevado para PSN  en comparación con otros juegos disponibles digitalmente (el precio para PC es el mismo). La calidad-precio de este es muy alta, mucho mejor de ciertos juegos que se encuentran en las tiendas. El juego ha sido alabado por la crítica y público y yo os lo recomiendo encarecidamente. La belleza del escenario asegura que visualmente estemos enganchados, y si a esto le añadimos los retos a superar, nos encontramos delante de un juego de plataformas de lo mejorcito de hoy en día.

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *