Impresiones digitales: Battlefield 1943

    La semana pasada llegó a PSN y XBLA la última entrega de la exitosa saga Battlefield. Siete años después del primer título de la saga, Battlefield 1942, navegamos en el espacio-tiempo para llegar al año siguiente: Battlefield 1943. Y los grandes mapas repletos de vehículos contínuan aunque esta vez la acción se centra en tres islas clásicas del Pacífico, donde las fuerzas norteamericanas se enfrentan a las tropas imperiales japonesas por el control del territorio.

    Battlefield 1943 es un juego únicamente multijugador que utiliza el mismo motor que su reciente antecesor, el Battlefield: Bad Company, y por lo tanto el mismo nivel de destrozo ambiental. Edificios y árboles pueden ser destruídos (aunque por alguna razón ciertos tiros que en realidad destrozarían todo apenas dañan el escenario). Podemos escoger entre tres clases de soldado: infantería, fusilero o francotirador, y pasamos a formar parte de uno de los bandos, con doce jugadores por equipo. Como ya estamos acostumbrados, cada una lleva diferentes armas para realizar diferentes tácticas.

    Y uno de mis predilectos, en este título vuelven los aviones, y siempre es un gustazo subir a uno de ellos y despegar al final de la vista. Controlarlos no siempre es fácil, pero es una buena experiencia (cuando se dura más de 30 segundos antes de estrellarse contra una antena o ser derribado). Pero siempre podemos saltar en paracaídas, claro.

    A parte de los tres mapas, cuando se consigan 43 millones de víctimas en cada una de las versiones, se desbloqueará un nuevo mapa centrado exclusivamente en batallas aéreas.

    Esta versión es realmente recomendable, diversión asegurada. Existe una demo en la Store con la que podéis disfrutar de media hora de juego, así que no hay excusa. Los servidores estuvieron saturados el primer día, debido al gran número de jugadores que intentaron entrar, pero los problemas han sido solucionados. Se trata pues, de un minibattlefield a muy buen precio.

    Entradas relacionadas:

    Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *