Sacando del olvido a Sly Racoon

Ahora que InFamous está a punto de salir, qué mejor para darle un voto de confianza tras saber el anterior trabajo de sus desarrolladores. Por esta razón os vamos a hablar de la saga Sly Racoon, de los genios de Sucker Punch.

Esta saga de plataformas fue exclusiva para Playstation, pero lamentablemente se vio eclipsada por las dos franquicias conocidas: Ratchet & Clank y Jak and Daxter. Si bien todas fueron exclusivas, la obra de Sucker Punch apenas recibió publicidad, por lo que mucha gente se quedó sin conocer la que, para mí, es la mejor saga de plataformas de la anterior generación de consolas.

En la primera parte se nos presentaba a los tres personajes principales: el ladrón Sly, el genio Bentley y el forzudo Murray. Este trío animal formaba la mejor banda de ladrones. No en vano, el protagonista era descenciente del mejor linaje en el arte del robo. Sin embargo, se quedó huérfano después de que los Cinco Malvados mataran a su padre y robaran el Latronius Mapáchibus, libro donde los antepasados de Sly colocaron todas sus habilidades exclusivas. De esta forma nos encontramos con un guion tremendamente divertido gracias a las historias personales de los villanos, además de contar con unos diálogos soberbios. Para hacer todo más gracioso, siempre había una relación amor-odio entre Carmelita y Sly, ya que la primera siempre intentaba llevar ante la justicia a nuestro héroe.

En la segunda parte pasaba lo mismo, pero se nos planteaba la posibilidad de que alguien pudiera recomponer a Clockwert, líder de los Cinco Malvados. Sin embargo, en esta entrega la historia de los diferentes villanos a los que nos enfrentábamos en cada mundo era mucho más graciosa.

Y para la última parte igual, solo que en esta ocasión se nos presentaban nuevos aliados igual de carismáticos que el resto de personajes. En esta ocasión el objetivo era robar todo el tesoro que la familia de Sly había recopilado desde tiempos inmemoriables.

Y si había mejoras en la historia, lo mismo pasaba en la jugabilidad. En la primera parte controlábamos a Sly casi siempre, a excepción de algunos minijuegos de disparos o conducción. En la secuela, el trío protagonista era completamente controlable en pequeños mundos abiertos donde se desarrollaban las misiones. Sin embargo, lo mejor era que cada personaje era totalmente diferente al resto, ya que Sly seguía siendo el encargado principal de las plataformas y el sigilo, mientras que Bentley usaba toda su tecnología para robar, destruir y piratear en minijuegos calcados a los juegos de naves de antaño. Finalmente, Murray era la fuerza bruta en unas divertidas fases de acció. ¿Y cómo se consigue más variedad? Añadiendo muchos más personajes jugables, con la salvedad de que se controlaban menos.

De esta forma en Honor Entre Ladrones, tercera y última entrega, podíamos controlar a un gurú que dominaba a los guardias, a varios enemigos de entregas anteriores en fases de acción o submarinismo, niveles de vuelo y conducción con Penélope, fases de shooter con Carmelita y un largo etcetéra. Por si esto fuera poco, de vez en cuando teníamos que pasar diferentes minijuegos para conducir un barco por Venecia, cantar en la ópera, descifrar contraseñas ocultas en cuadros y muchos más casos que hacían de cada nivel un mundo. Además, la banda de Sly iba consiguiendo más habilidades según iban pasando las entregas.

El apartado gráfico fue revolucionario para la época, ya que usaba la técnica cell-shading más depurada hasta la fecha. De esta forma conseguíamos unos escenarios y personajes sencillamente fantásticos. Además, las escenas de vídeo hechas con dibujos eran perfectas, ya que captaban todo el humor de la serie de una forma magistral.

Y si hablamos del apartado sonoro no podemos más que decir cosas buenas, ya que el doblaje al castellano fue excelente y captaba a la perfección la personalidad de cada personaje. Además, la música era muy buena y pegaba con todas las situaciones a las que nos enfrentábamos.

En resumidas cuentas, la saga Sly Racoon es una de las más infravaloradas de la anterior generación, pero que consiguió calar hondo entre sus pocos seguidores gracias a su humor, variedad, excepcionales gráficos y unas secciones de plataformas brillantes (fue el único título de este género que no se volcó más en la acción que en los saltos). Esperamos que ahora que Sucker Punch ha terminado el excelente InFamous (el cual debe tener apoyo publicitario para no ser olvidado como le pasó a esta saga) vuelva con una entrega de esta excelente saga, como ya han insinuado al poner “Sly Cooper 4” en la demo del esperado sandbox. Y mientras tanto, si os gusta el género de las plataformas buscad cualquier entrega de la saga, porque todas ellas son una maravilla.

Comentarios

  1. amigo recien conozco la pagina y ni si como funciona ni de que es

    solo entre pork estaba buscando un analisis del ultimo JAK y fue el unico que encontre……de verdad me gusta mucho como digitas y este articulo de una me engancho a la saga que nunca he jugado y que hasta hoy ni habia oido mentar mañana mismo bajo el 1 aunque ahora ando en otros juegos como el JAK RENEGADE y el BEYOND GOOD & EVIL pero se nota que esta saga vale la pena

    me quedo en la web un rato buscando analisis y articulos de este tipo que me encantan leer y mas con la redaccion que das que tambien megusto mucho

    un saludo desde colombia!!!!!

  2. Aqui una seguidora de la saga desde hace años, espero que no tarden mucho en sacar la cuarta entrega, porque ultimamente no ha salido ningun juego que me llamara la atencion de verdad xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *